Bonafru, la marca de siempre con aires renovados.

La marca Bonafru irrumpe de nuevo en el mercado, y lo hace consciente del reto al que se enfrenta. Están preparados, tienen las mejores berries, buscan ahora los mejores clientes.

"bonafru"

El sector hortofrutícola está en constante movimiento. Mientras algunas entidades cesan en su actividad, la Sociedad Cooperativa Bonafru, en Bonares (Huelva), da un paso al frente y retoma, en solitario, su actividad productiva y comercial, bajo su propia marca, recuperando así el posicionamiento del que gozaba hace 10 años. No se trata de comenzar de cero, sino el resurgir de un proyecto sólido, donde el mayor activo es su propia marca: Bonafru.

Sus agricultores

"Bonafru"

Manuel Limón, Presidente de Bonafru.

Bonafru cuenta actualmente con 90 socios agricultores, y una superficie de cultivo de más de 300 hectáreas, entre fresas y frambuesas, aunque están incorporando arándanos y moras, dos cultivos complementarios que les permitirán ofrecer una completa gama de berries a sus clientes.
La totalidad de esta superficie se encuentra certificada bajo el protocolo de Producción Integrada, llevando a cabo un control biológico casi exclusivo para el tratamiento y prevención de plagas, incluso en la frambuesa van más allá, apostando por la producción Residuo 0. “Cumplimos con todas las certificaciones exigidas por los mercados, ya que esa ha sido siempre una constante en Bonafru, ser una cooperativa puntera en lo que a seguridad alimentaria se refiere, controlando cada detalle, desde el campo al almacén. No en vano contamos con una de las mejores centrales hortofrutícolas de berries, donde cuidamos la imagen por encima de todo”, nos describe Manuel Limón, presidente de la Cooperativa.

Desde el punto de vista agronómico, es el propio Consejo Rector quien marca la distribución varietal de sus asociados, y ésta se realiza en función de las demandas de los clientes, apostando por frutas de calidad aunque eso conlleve una menor producción.

“Tenemos que ofrecerle al consumidor una fruta exquisita, que responda al prestigio del que ha gozado siempre nuestra marca, y para ello, no vamos a escatimar en recursos. Nuestros agricultores son conscientes del reto al que nos enfrentamos. Recuperar los clientes en un mercado tan competitivo como el actual no va a ser fácil, pero estamos muy ilusionados y preparados, pues tenemos la calidad que el mercado está demandando”

Sus clientes

fresas frambuesasHace 10 años, Bonafru era sinónimo de calidad y servicio, y esa es la imagen que hoy quiere ofrecer esta cooperativa, poniendo en marcha toda su maquinaria comercial, que lejos de quedarse amilanada durante este lustro, se ha profesionalizado y está, aún más si cabe, lista para enfrentarse a las exigencias de los clientes. “Recuperar nuestra cuota de mercado en países como Alemania o Francia, penetrar en los países escandinavos y del Este, y sobre todo, ganarnos la confianza del gran mercado inglés para la frambuesa, son los desafíos a los que nos enfrentamos en este primer año de la nueva andadura de Bonafru. Sabemos que no será fácil”, enfatiza Manuel Limón.
Bonafru no sólo ofrecerá una fruta con sabor, sino además lo que ellos consideran la calidad total, es decir, servicio, compromiso, seguridad alimentaria, packaging atractivo y adaptado a los nuevos hábitos de consumo.… “Queremos establecer relaciones de colaboración con nuestros clientes, demostrarles que nosotros somos los expertos en producción, que nos dejen orientarlos en materia varietal, en aspectos agronómicos, y en base a ello, determinar las relaciones comerciales sobre las que trabajar”, argumenta el presidente.
Bonafru quiere recuperar su lugar en el mercado, la imagen de prestigio por la que llevan trabajando más de 30 años, mostrando el saber hacer y la experiencia de unos agricultores que se han profesionalizado, que han avanzado y que está preparados para ofrecer al cliente lo que necesita. Bonafru vuelve al mercado.

Deja un comentario.