Bonafru recupera su posición en el mercado.

La Sociedad Cooperativa Bonafru ha superado con éxito el primer año de su nueva andadura empresarial. No ha sido fácil, sin embargo gracias a la implicación de todos sus socios, ha logrado presentarse en los mercados con un producto de calidad y el mejor servicio a sus clientes.

"Bonafru"

Manuel Limón presidente de Bonafru.

.

FRESASHace un año la Cooperativa Bonafru decidía marcar un punto de inflexión en su trayectoria empresarial, comenzar una nueva etapa de forma individual, posicionar de nuevo su marca en los mercados y presentarse ante los clientes  con una oferta de calidad y servicios como valores añadidos. Hoy, doce meses después, su Junta Rectora se muestra satisfecha de los logros alcanzados: la implicación de los socios a quienes han trasladado la necesidad de apostar por valores como la calidad y el sabor en detrimento de la productividad, y la selección de las  variedades, han sido determinantes en este primer año de la nueva andadura de Bonafru. “Hemos reestructurado la cooperativa, sobre todo su departamento comercial, con una mayor implicación de la Junta Rectora, que avala todas las decisiones que se toman”, nos explica Manuel Limón, presidente de la entidad, que junto a Antonio Pulido, miembro de la Junta Rectora, nos avanzan que este año continuarán con los cambios “pues estamos convencidos de que es el camino correcto”.

"bonafru"

El socio, un pilar clave

Sin la implicación del socio, Bonafru no podría haber reactivado su actividad. En ellos radica su fuerza, en el convencimiento de que pueden ofrecer un producto mejor que el que estaba llegando a los mercados, y en base a ello trabajan. “Se han implicado más, dejándose asesorar, convencidos de que podemos diferenciarnos en los mercados, no por volumen, pero sí por un producto con valor añadido y es ahí donde debemos seguir trabajando”, argumenta Limón.

Acertada elección varietal

Otro de los aspectos que explican que Bonafru haya podido alcanzar sus objetivos, a pesar de las dificultades que de forma generaliza ha acusado todo el sector, es su acertada oferta varietal. Esta entidad ha confiado en las variedades de media estación y tardía, lo que les ha permitido estar en los mercados hasta bien entrado el mes de junio, siempre con fruta de calidad y sabor. “Variedades como Primoris y Candonga representan casi el 52% de nuestra producción, aunque también contamos con materiales precoces, en un porcentaje que limitamos a nuestros socios”, expone Diego Barriga, gerente de la cooperativa, adelantando que de cara a esta próxima campaña se reducirá ligeramente la producción de fresa y se incrementará la de frambuesa.

En estas semanas Bonafru ha iniciado una nueva campaña comercial, un ejercicio donde continuarán el cambio ya iniciado, y donde su marca aspira abanderar la mejor oferta de berries de Huelva. Para avalar este nuevo proyecto, integran la Mesa Sectorial de Berries del Protocolo Zerya y están en proceso de conversión para obtener la certificación.

R. Mercados.

Deja un comentario.