Bonares acoge la 6ª Gala a beneficio de los niños bielorrusos afectados por Chernóbil.

Con ella es ya la sexta gala consecutiva que se celebra en Bonares, y seguro que tendrá la acogida y solidaridad que siempre ha dispensado el pueblo de Bonares.

"asnia"

Esta gala está enmarcada dentro jornada de acción y sensibilización organizada por ASNIA y financiada por la Excma. Diputación de Huelva y apadrinada por el Ayuntamiento de Bonares.

El próximo sábado día 15 del presente mes de febrero, a las 19:00 horas en Salón de Antonio Olivares, se celebrará la VI Gala Benéfica a beneficio de la Asociación “ASNIA” (Asociación Niños de Acogida en Huelva).

Con ella es ya la sexta  gala consecutiva que se celebra en Bonares, y seguro que tendrá la acogida y solidaridad que siempre ha dispensado el pueblo de Bonares.

Amenizada por Mª Angeles Cruzado y Tania Cumbreras  contara con la actuación de la escuela de baile de Laura Fernandez, la copla con Alejendra Almendro, la escuela de baile Isa Canto de Niebla y el Coro del Hogar del Pensionista de Bonares.

Podrán degustar como todos los años de las dotes culinarias de las madres de acogida en la cantina que se habilitara a tal efecto, y tendrán la oportunidad a la vez de disfrutar de la moda flamenca que nos ofrece Alfonso García, Santocoral, con su colección para 2014 “Albaicín”.  Por solo 5 € que cuesta la entrada  pueden disfrutar de una agradable tarde noche, las entradas estarám a la venta en el mismo salón el día de la Gala y  las madres de acogida que también disponen de entradas.

Asnia

LA ASOCIACION  NIÑOS DE ACOGIDA EN HUELVA,  “ASNIA”  se forma con el objetivo de contribuir a paliar las desastrosas consecuencias producidas por la radioactividad sobre la población Bielorrusa y en particular sobre los niños que padecen las consecuencias  del accidente nuclear de la Central  Nuclear de Chernóbil en la república de Ucrania en abril de 1986.

Lo que se intenta, mediante la acogida temporal de los niños, es devolverles la vida que la irracionalidad humana quiere quitarles. Todo su entorno está contaminado: lo que comen, lo que beben, lo que respiran. Todo les está matando poco a poco y que no quede en el olvido, que esa catástrofe del pasado de la explosión del reactor nº 4 en Chernóbil, es una realidad del presente, y que tras esa desolación quedo vida, y debemos cuidarla, para que puedan prolongar su ciclo vital que desgraciadamente es corto. Ese es el objetivo, apartar por una temporada al año a estos niños de esa fuente de radiación.

  ¡¡ Acude y colabora con esta Asociación, los pequeños bielorrusos te lo agradecerán!!

Deja un comentario.