Bonares intentará aprovechar el tirón turístico del Año Jubilar.

El Ayuntamiento almonteño traslada a los pueblos vecinos las ventajas fiscales y económicas que acarreará el evento · Los responsables municipales apuestan por la promoción turística comarcal.

Iglesia de Almonte

El Ayuntamiento de Almonte ha comenzado a entablar negociaciones con los municipios del Condado de cara a confeccionar diferentes actividades y servicios comunes con motivo de recién iniciado Año Jubilar Mariano concedido por el Papa Benedicto XVI a la devoción rociera.
Se trata, coinciden las partes, de una oportunidad única e inigualable de promover el turismo de interior a la par que beneficiarse de los descuentos fiscales que conlleva la declaración por parte del Estado de Acontecimiento de Excepcional Interés Público.

Así se lo expuso la concejala almonteña de Asuntos Sociales y Festejos, Rocío Cáceres, quien la pasada semana trasladó a los representantes locales los pormenores del Consorcio que se constituirá a tal efecto como órgano de gestión de las actividades y patrocinios del Año Jubilar y en la que estarán representados el Ministerio de Hacienda, el de Cultura, la Pontificia Real e Ilustre Hermandad Matriz de Nuestra Señora del Rocío de Almonte y el propio Ayuntamiento.

Esta entidad será la responsable “de llevar a cabo el amplio programa de actividades culturales y a quien competerá la firma de convenios y acuerdos de colaboración con todas aquellas empresas, entidades y particulares que deseen aportar donaciones o acciones de patrocinio para el desarrollo de las actividades”.

“creemos que el fin justifica estos esfuerzos” y las ventajas fiscales de hasta el 90% de la inversión que brinda la catalogación hacen atractiva la contribución al mismo. Con estos objetivos la institución local ha habilitado una oficina permanente en la que trabajan dos técnicos dedicados en exclusiva a esta tarea.

El alcalde de Bonares y presidente de la Mancomunidad de Desarrollo Económico del Condado, Juan Antonio García (PSOE), destacó las posibilidades que la cita brinda a la comarca en tanto en cuanto que “a todo peregrino le gusta moverse por el entorno y conocer sus parajes, fiestas y gastronomía”.

Precisamente Bonares también es receptora de turistas por su capital etnológico, como demuestran las capillas de sus Cruces de Mayo que conforman uno de los elementos arquitectónicos más visitados del municipio. Ahí reside la clave, ya que según García el reto es “lograr sinergias” de las que puedan beneficiarse y retroalimentarse toda la zona.

Precisamente y “a expensas de que los técnicos concreten cifras, creemos que el 30% de los peregrinos que lleguen a Almonte” para disfrutar de la indulgencia plenaria “visitarán algún municipio del entorno”, apostilla el edil bonariego.

Ello es motivo suficiente para “garantiza el respaldo de grupos de desarrollo rural como Adercon, que ya está realizando una apuesta importante para dar a conocer Huelva y su provincia, realizando planes de dinamización”.

Deja un comentario.