Cerámicas Pedro Beltrán azulejos pintados a mano, inspirados en la tradición andalusí.

Desde su fundación, la firma ha crecido mucho y ha exhibido una evolución constante que le ha llevado a constituirse, en la actualidad, en una referencia dentro del sector cerámico español

 

Fue su bisabuelo quien fundó la compañía hace casi un siglo. Ahora es Ana María quien sigue la tradición familiar y dirige como gerente Cerámicas Pedro Beltrán. De su fábrica de Bonares, en Huelva, salen azulejos pintados a mano, inspirados en la tradición andalusí, con destino a varios países de Oriente Próximo. El último, Kuwait, donde estas piezas de barro onubense adornarán una gran mezquita.



sobremarco

Los orígenes.

Desde la utilización del barro a la cocción de ladrillos regulares, la arcilla pasó por un largo proceso evolutivo. Debido a que se podía obtener con facilidad, se convirtió en el elemento  fundamental para la edificación, tanto en muros en forma de adobes y ladrillos como en recubrimiento de suelos.

Ya en 1840, “Manuel Beltrán”, siguiendo la tradición familiar, alternaba las labores del campo durante el invierno con la fabricación de ladrillos de adobe en verano, pues estos debían de ser secados al sol.

Segunda Generación.

H_MorEn 1910, su hijo “Juan Antonio Beltrán Carrasco”, que también fabricaba ladrillos de adobe, comienza a diversificar la producción. Funda “Cerámica Santa Justa” y comienza a fabricar zocalillos, canales, macetillas y cacharrería.

Estos materiales eran cocidos en hornos morunos, que utilizaban leña como combustible y cuya carga y  descarga era manual.

Debido a la gran demanda de zocalillo, Juan Antonio decide ampliar sus instalaciones adquiriendo un nuevo terreno, en el que monta una línea  completa de molino, horno y varias prensas manuales de bolos.

Pedro Beltrán Barriga

Pedro Beltrán Barriga

Tercera Generación.

Varios de los hijos de Juan Antonio Beltrán, crean sus propias empresas cerámicas. Uno de ellos, “Pedro Beltrán Barriga”, que desde muy pequeño ya trabajaba como alfarero, Funda “Cerámica la Esperanza”, la actual “Pedro Beltrán, S.A.”. Continua con la tradición de su padre, con hornos morunos y prensas de bolos.

Fabricaba principalmente ladrillos prensados y canales. Junto con su hermano, Leonardo Beltrán, patentan un molde para la fabricación de tejas en prensa, patente que conservaron durante  muchos años.

Cuarta Generación.

Pedro Beltrán BuenoLa verdadera revolución en los sistemas de producción de “Pedro Beltrán, S.A.” llega de la mano de su hijo, “Pedro Beltrán Bueno” que contribuye decisivamente a la  automatización de esta fábrica. Juntos, padre e hijo, construyen un horno túnel a fuel de producción continua, que les permite aumentar en gran medida la cantidad y la calidad del producto final.

Montan prensas eléctricas de fricción además de una prensa hidráulica. Se automatizan los sistemas de secado (se montan secaderos verticales), y la carga de vagonetas.

El significativo aumento de la producción que estas mejoras conllevan, les permite dar un mejor servicio a los clientes, que dada la gran calidad de los productos, incrementan espectacularmente su demanda.

Quinta Generación.

Un consejo de administración, formado por cuatro nietos de Pedro Beltrán Barriga, es el que gestiona la empresa en la actualidad.

Desde su fundación, la firma ha crecido mucho y ha exhibido una evolución constante que le ha llevado a constituirse, en la actualidad, en una referencia dentro del sector cerámico español, y a conocerse y utilizarse sus diseños en diferentes países.

Este crecimiento ha estado soportado por una decidida innovación en las colecciones, una política de calidad estricta en sus productos y en los procesos y una apuesta firme por las garantías y los servicios aportados hacia los clientes, y todo ello sin perder el componente tradicional de la fabricación y el conocimiento antiguo de la cerámica.

.

Deja un comentario.