Contra la libre expresión, mas represión.

sebastianperez

Así responde el gobierno ante la desesperación de la sociedad, ley de seguridad ciudadana.

MIEDO AL PUEBLO.

"libertad de expreiosn"Hace pocos días que se presentó el anteproyecto de ley para la seguridad ciudadana, tal y como le gusta llamarlo a los que lo han llevado a cabo, esos mentirosos corruptos que hoy gobiernan España, la famosa ley mordaza para el resto de los mortales por las que se regulan los derechos a manifestaciones coartando la libertad de expresión y el derecho a huelga.

Las multas por protestar frente al congreso de los diputados se sancionarían con hasta 30.000€ y otras multas con 600.000€, como las convocatorias en las jornadas de reflexión. Las ofensas hacía  la bandera de España o pitar el himno español también se sancionará con 30.000€. Y este no es el colmo, ya que no se necesitarán pruebas para poder condenar a alguien a pagar estas multas, ya que bastará con el testimonio de un simple policía.

Parece que fue ayer, cuando en las calles de una España de postguerra, no podían concentrarse tres personas para hablar sobre la marcha del país, ni estaba permitido tampoco  protestar contra un régimen impuesto tras un golpe de estado, lo más normal si tenemos en cuenta que estábamos en un régimen fascista que controlaba hasta lo que se escribía en cartas.

Hoy en día, los movimientos sociales, esos tan incómodos para aquellos que se hacen llamar políticos, son los que realmente mueven el mundo, nos podíamos remontar a los movimientos pacifistas, feministas, estudiantiles, obreros… por los que en la transición y tras ella se consiguieron derechos fundamentales dilapidados cada vez más por este desgobierno que impone a golpe de decreto,  pero no hace falta ir más allá de un par de años, o incluso meses.

El 15-M ha conseguido que la sociedad en su mayoría (el 65% de los españoles, según metroscopia) apoye este movimiento, que ha hecho temblar los cimientos de una clase política aburguesada y endiosada, los que creían que camparían a sus anchas por este país cual señorito por su cortijo. Este movimiento ha conseguido que, a través de las redes sociales, se conozcan datos que siempre han estado ocultos y que sonrojan hasta a “el bigotes”, se han llevado iniciativas creando webs para que se conozcan realmente los sueldos de los políticos y a dónde van los impuestos.

Los llamados escraches, apoyados por un 78% de los Españoles,  manifestaciones espontáneas de ciudadanos contra políticos o instituciones que han violado y coartado sus derechos, también están regulados en la nueva Ley. Resulta cuanto menos curioso, ya que son los mismos  militantes y alcaldes de este partido, los que lo llevan a cabo (un ejemplo, el escrache al que fue sometido la presidenta de la Junta de Andalucía.).

No estoy de acuerdo en que la violencia sea la solución para los problemas de que ellos han creado, pero al ver la justicia con la que actúan los llamados jueces, veo razonable que los que lo han perdido todo y no tienen nada le pidan cuentas a aquellos que, con sus decretos e impunidad, se los han robado.

También la agresión a las fuerzas de seguridad. Lógico, es más, ya está regulado, pero lo realmente inquietante es que, tras ver los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad durante las manifestaciones, se endurezcan dichas leyes. En la memoria de todos están las imágenes de los policías infiltrados en manifestaciones para reventarlas y gritando: “soy compañero coño”.  Esto lo que provocará será más abusos y pisoteos de los derechos de los ciudadanos que estarán indefensos ante el totalitarismo y abuso policial.

Esto para mí, no es más que un acto de censura antidemocrática, más proclive a llevarse a cabo a mediados de los años 30, un retroceso hacía el régimen que España olvidó.

¿Por qué ahora?, porque es ahora cuando los políticos ven temblar los sillones en los que están sentados, porque están comprobando que la ciudadanía en su conjunto, cuando se organiza para luchar por sus derechos, es imparable.

Esta es la verdadera ideología de un partido que ha perdido el norte, la ideología del miedo y la coacción, la ideología  de PP, que ve como se le escapa el poder controlar a la ciudadanía, que cada vez más, no tiene miedo a nada. Y tienen la poca vergüenza de llamarla Ley de seguridad ciudadana… podrían haberle puesto, Ley de seguridad contra la ciudadanía. Así que para la próxima manifestación, o para el próximo grito en una concentración, tendremos que preparar la billetera.

Es por cosas como estás por las que añoro la Revolución Francesa, la Asamblea Nacional y la plaza de la Concordia… esas leyes sí que eran para el pueblo, y no contra él.

@sebasbonares 

Fuentes: El País, Diario Expansión.

Nino Bravo In Memoriam en Bonares.

Suscríbete a mi canal:

One Response to "Contra la libre expresión, mas represión."

  1. Raúl Delgado  5 Diciembre, 2013 at 17:52

    Han sacado los de la gaviota su verdadero rostro, ese que todos sabíamos, ese envuelto en la dictadura de otros tiempos, de esos que me contaron mis mayores, en los que el yugo y la flecha vestían la careta nacional, donde el espanto era la bandera que callaba a la primavera, asustaba el traje azul, los grises silenciaban con sus palos y palizas a la libertad y la democracia vivía acojonada contra la pared.

    Sacan de su chistera este anteproyecto para protegerse de su dictadura, de sus imposiciones, del “si me tocas, si me insultas, si me amenazas, si estás en contra de lo impuesto, si protestas, si sales a la calle a manifestarte…” atente a las consecuencias, facilitando para ello el poder policial, al que se le da carta libre para seguir abusando de su fuerza y con unas leyes sancionadoras de importante cuantía.

    Seguiremos viendo como el banquero, el político, la casa real roban ya a pecho descubierto, porque las leyes les protegen. Seguiremos viendo los desahucios, las injusticias contra el más pobre… y cada vez la separación entre adinerados y el pueblo se va haciendo más grande.

    Y lo hacen ahora, no antes, tras ver que los ciudadanos han abandonado su sillón y ha vuelto a las calles, para decir basta, sin miedo a nada, aguantando los palos, pero sabiendo que sin lucha no hay progreso, sin progreso avance y sin avance libertad.

    Luego tendremos elecciones y sus millones de afiliados, estos a favor de sus amos, irán a votar como marionetas, porque ellos pensarán que su futuro y el de sus hijos está garantizado.

    Como bien dice Sebastián, habrá que preparar la billetera en próximas concentraciones, pero el pueblo, ese que formamos todos, tenemos que pensar también en los hijos que vendrán y decidir que futuro queremos para ellos, si uno donde sean robots, obedeciendo y callando o uno de libre pensamiento.

    Ya el ministro Wert ha dado el primer paso con la cultura. A este gobierno fascista está claro que no le interesa un pueblo culto, un pueblo culto es un pueblo libre.

    No podemos quedarnos quietos, la calle nos espera.

    Raúl Delgado

    Responder

Deja un comentario.