Cuando las cosas se hacen bien.

sebastianperez

Cuando las cosas se hacen bien.

grinanconsejera_rauldoblado--644x362

Griñan durante la toma de posesión de la consejera de la Junta./ Raul Doblado.

Siempre he pensado, y lo sigo haciendo, que la política está para servir a la ciudadanía y dar respuesta a las demandas que emanen del pueblo, siempre en beneficio del mismo.

Hace pocos días la Junta de Andalucía, sorprendía a toda la opinión pública con el anuncio de la “expropiación” a los bancos de las viviendas vacías y en desuso, el alquiler social y la prohibición de desahuciar a los que habiten en las viviendas y no pueden hacer frente al pago de la hipoteca siempre y cuando reúnan una serie de requisitos.

También con la iniciativa legislativa de proporcionar tres comidas al día a los pequeños de nuestra comunidad que se encuentren en riesgo de exclusión social y que sus mayores no puedan proporcionarle una alimentación estable en estos tiempos que corren.

Bien , quién me conoce sabe que lo que no veo bien lo digo y aporto ideas y sugerencias para solucionarlo, pero ante esto no tengo que aportar nada, simplemente dar las gracias a la Junta de Andalucía (PSOE  e IU) por estas iniciativas, por estas, por la de no subir las tasas universitarias (sólo el mínimo que impone la Ley  que proviene del Ministerio), por el impuesto a la banca que se está estudiando, por el salario social que también está en fase de estudio, porque aquí se les niega la subvención a los colegios concertados en beneficio de los públicos, porque apostamos por la sanidad pública sin excluir a nadie.

¿Cómo respondió la derecha de este país ante esta respuesta a los ciudadanos? Llamando revolucionarios, etíopes, comparando la situación con regímenes dictatoriales como el cubano, como cuando hace unos cuantos años nos llamaban subvencionados, analfabetos y que no sabíamos hablar, a los andaluces. Esa es la derecha que Gobierna España, la que cuando ve que se les va de las manos y que no pueden contra la voluntad política de una región insultan a los ciudadanos, y no sólo se basan en el insulto  verbal, porque si hablamos de otras comunidades como en Valencia, vemos como se hace silencio al preguntar por las víctimas del accidente de metro o como en Castilla la Mancha cierran centros de salud (¿os imagináis si los bonarieg@s tuviéramos que ir a Huelva cada vez que se produjese una urgencia?), queriendo llevar esta Ley ante el Tribunal Constitucional, cuando saben de buena mano que es beneficioso para sociedad, pero no para sus bolsillos. Lo próximo será su afán por terminar con los municipios en la famosa reforma local ya anunciada( a la que dedicaré otro artículo).

No es suficiente, nunca será suficiente mientras exista en Andalucía tanto paro que hace daño a tantas y tantas familias, nunca será suficiente mientras no se lleve a cabo la igualdad real entre hombres y mujeres,  no será suficiente mientras no consigamos la igualdad en la gestión de las oportunidades entre los que más y menos tienen, nunca será suficiente mientras no se respete el medioambiente que por suerte nos rodea, ni mientras las y los discapacitados tenga un futuro digno.

Mientras que llegamos a conseguir todo esto que antes he mencionado, me sentiré orgulloso de nacer en esta tierra, Andalucía, o Etiopía, como dirían la derecha mediática.

Como dice Juan Carlos Aragón en la comparsa de este año: “menos mal que Andalucía al Partido Popular, se le sigue atragantando”

Deja un comentario.