Cuando llega la Navidad.

Una parte de los vecinos comprará aunque sea en pequeña escala, el turrón, mantecados, mazapanes y otros dulces de esta época del año. Otros se quedaran con las ganas de poderlo comprar.

"juan coronel"

CUANDO LLEGA LA NAVIDAD

De nuevo como cada año llega las fiestas de Navidad y los bonarenses nos disponemos a vivirla de la mejor manera posible.

"arbol navidad"Son días donde expresamos mayores sentimientos de cariño y de amor al prójimo, al menos eso pretendemos demostrar.

Existen mayores conexiones familiares, entre amigos y conocidos.

Los campanilleros siguiendo con la tradición, recorren las calles de  la villa cantando coplas de Navidad.

Los niños visitan los diversos belenes que algunos vecinos preparan con esmero.

Llegan las vacaciones del colegio, instituto y universidad.

Los alumnos reciben las notas del trimestres transcurrido, para unos con satisfacción, para otros mejor olvidar.

Se busca disponer de unos días de descanso, hecho este que algunos consiguen y otros no.

Las personas al menos eso parece, se saludan con más afectos y sinceridad, utilizando para ello la tradicional frase de “Feliz Navidad”.



Los  trabajadores y jubilados si el gobierno no lo impide, perciben la paga extra y con ella atender algunas cosas de necesidad.

Una parte de los vecinos comprará aunque sea en pequeña escala, el turrón, mantecados, mazapanes y otros dulces de esta época del año. Otros  se quedaran con las ganas de poderlo comprar.

A ello se sumaba y lo sigue haciendo la inolvidable canción de Antonio Machín como “Navidad”

Algunos vecinos jugaran al tradicional sorteo de lotería de Navidad con el deseo de que le toque el “GORDO”, o al menos la llamada Pedrea y de no ser así obtener el premio de la salud en el seno familiar, que ya es un “premio especial”.

La mayoría  en las  noches del 24 al 25 de Diciembre y del 31 al 1 de Enero cenaremos en familia  como es costumbre a nivel general.

También  algunos vecinos de acuerdo con sus creencias y para no perder la tradición, a la llamada” Misa del Gallo” asistirán

Volviendo  la vista hacia atrás recordamos las reuniones de amigos celebrando  en casas y salones la Nochebuena tradicional.

Se cerrará  el año transcurrido y comenzará  el balance del mismo, que en los últimos años suele ser negativo  a nivel general.

Celebraremos la entrada de un nuevo  año  en la Plaza de España con la ya tradicional felicitación municipal con uvas y champán.

El día cinco de Enero como de costumbre saldrá  la “Cabalgata de Reyes Magos” que organiza nuestro Ayuntamiento, que tanto ilusiona y alegra a las niños/as. Comitiva esta que va acompañada de la Banda de Música local y del Coro de Campanilleros del Hogar de  la Tercera Edad.

Los niños reciben los juguetes y otros regalos de sus padres, abuelos, padrinos, tíos y demás  a pesar de la crisis actual. Que  ilusión  para los niños que disfrutan de ello, a la vez que tristeza para aquellos que de este hecho no pueden participar.

El día de Reyes como de  costumbre se sortearán los regalos de la Cabalgata desde el templete de la música de la Plaza de España, última ocasión para algunos menores de obtener un juguete como los demás, disfrutando todos juntos de ese día tan especial.

Ese mismo día termina la Navidad y uno o dos días después se produce la vuelta de los niños y jóvenes a sus centros de estudios.

Los mayores una vez pasada las fiestas nos disponemos a soportar la llamada cuesta de Enero, lo cual no es fácil de superar, siendo esta habitualmente dura y en las últimos años aún más, debido a la crisis que nos afecta de forma general.

La vida vuelva a la rutina habitual, con alegrías, ilusiones y satisfacciones para algunos los menos y tristeza, desencanto y cruda realidad para los demás  esperando estos últimos una nueva Navidad que les depare una mayor “Justicia Social”.

Si intentamos ser un poco más tolerante y humanos en los días navideños, me pregunto porque no somos así el resto del año ¿Tanto trabajo cuesta al menos intentarlo?

Con ello evitaríamos la hipocresía que a veces empleamos y daríamos paso al interés  y la solidaridad para resolver los graves problemas que afectan a nuestra sociedad y seria entonces cuando con satisfacción y plena alegría podíamos expresar la bonita frase de “Paz y Felicidad para las Personas  de Buena Voluntad” no solo en Navidad.

 

Juan Coronel Martín

Deja un comentario.