El Presidente de Diputación respalda sin fisuras las reivindicaciones de la plataforma en defensa de los riegos del Condado.

comunidad de regantes

El presidente de Diputación con representantes de los agricultores

El presidente de la Diputación de Huelva, Ignacio Caraballo, se ha reunido hoy en la sede de la Institución Supramunicipal con una amplia representación de la recién creada plataforma abierta en defensa de los riegos del Condado, quienes exigen al Gobierno Central el inicio de las obras del proyecto de “Modernización y consolidación de los regadíos del Condado” que traerá el agua superficial y que se encuentran a la espera de recibir la Declaración de Evaluación Ambiental por parte del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Caraballo ha mostrado su “apoyo y colaboración” a esta plataforma, ya que “la agricultura es uno de los pilares básicos de la economía provincial”.

El presidente de la Diputación, conocedor desde hace muchos años del problema del agua en el Condado tanto por su condición de alcalde de Chucena como de presidente de la Mancomunidad del Condado, ha asegurado que “vamos a apoyar sin fisuras las reivindicaciones de la plataforma porque consideramos que la agricultura es uno de los sectores fundamentales de la economía”. Caraballo se ha comprometido a realizar las gestiones oportunas para que los miembros de la plataforma sean recibidos “lo antes posible” por el Consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, para agilizar otra de sus peticiones, como es la puesta en marcha del Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte de Doñana.

En la plataforma están ya adheridos los ayuntamientos de Lucena del Puerto, Bonares, Rociana del Condado y Moguer; asociaciones de agricultores de estos municipios; organizaciones agrarias como Asaja, UPA, COAG, Interfresa, Freshuelva y cooperativas y empresas de las zonas afectadas

. Según le han explicado al presidente de la Diputación, el Condado tiene una superficie de riego cercana a las 3.500 hectáreas y fundamentada mayoritariamente en cultivos como la fresa, la frambuesa y los arándanos. Su pertenencia a la Cuenca de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir dificulta la llegada de agua superficial ya que no existen presas que puedan solventar la necesidad de riego.

Por tanto, según ha señalado el presidente de cooperativa Costa Huelva y miembro de la plataforma, Cristóbal Picón, la única posibilidad existente en la actualidad es la transferencia de 4,99 hectómetros cúbicos procedentes del sistema Chanza-Piedra, aprobada por Consejo de Ministros en febrero de 2008 con la finalidad de garantizar el consumo doméstico y la posibilidad de utilizar el agua para consumo agrícola en caso de haber excedente.

Hace un año y medio los agricultores de la zona realizaron un proyecto de “Modernización y consolidación de los regadíos del Condado” basado en esta transferencia y a la vez se convenió con la empresa pública SEIASA la ejecución del mismo por un importe de 17 millones de euros (70% Fondos Feder de la Unión Europea y 30% de los regantes). Este proyecto supondrá el cierre de aproximadamente 900 pozos de la zona, con el correspondiente alivio que conllevará para el acuífero 27, principal recurso hídrico del que se nutre el Parque Nacional de Doñana.

La plataforma ha solicitado un encuentro también con el ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, y el próximo jueves, 12 de julio, se reunirán con los alrededor de 1.200 agricultores afectados para explicarles la situación y acordar, en caso de no recibir la aprobación de la Declaración de Evaluación Ambiental, un calendario de “movilizaciones más contundentes”.

Deja un comentario.