Emotivo encuentro de los niños bielorrusos con las familias guardadoras de Bonares.

En el Salón de Plenos municipal del Ayuntamiento de Huelva ha tenido lugar  la recepción oficial a los 50 niños bielorrusos, 12 más que el año pasado, que participan este verano en el Programa de Saneamiento organizado por la Asociación Asnia en Huelva. Llegados directamente del aeropuerto los niños, el Ayuntamiento de Huelva se ha convertido en el escenario para el emocionante encuentro con sus familias guardadoras llegadas de toda la provincia.

Destaca este año la presencia de una menor (Aliona Ruzdko) que el pasado año y 48 horas antes de regresar a su país, fue diagnosticada de una enfermedad oncológica que le ha mantenido parte del año hospitalizada. Asnia ha colaborado durante todo el año para paliar la delicada situación económica de la familia biológica y poder hacer frente a las necesidades sanitarias de la menor para su pronta recuperación, “ahora ha sido posible su regreso a Huelva gracias a la colaboración de los onubenses”

La Asociación de niños de acogida en Huelva,  Asnia  tiene el objetivo de contribuir a paliar las desastrosas consecuencias producidas por la radioactividad sobre la población Bielorrusa y en particular sobre los niños que padecen las consecuencias del accidente nuclear de la Central  Nuclear de Chernóbil en Ucrania en 1986. Debido a ello, todo su entorno está contaminado, lo que comen, lo que beben, lo que respiran les está matando poco a poco, sin embargo la radioactividad no duele pero el hambre sí por lo que se ven expuestos a esta insana existencia.

Los niños estaran 50 días con las familias de Bonares.

Mediante la acogida temporal de los niños en Huelva se pretende brindarles la oportunidad de vivir en un entorno saludableeste proyecto destinado a “dar vida”, ya que está comprobado que por cada estancia en la provincia onubense, con el acceso a las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas, los niños pueden prolongar su ciclo vital hasta en 18 meses. Hasta el próximo 9 de agosto, los niños disfrutaran de la estancia con sus familias en las costas onubenses, proporcionándoles una dieta sana, aire limpio y el sol de nuestra tierra, tres componentes fundamentales para que los niveles de radioactividad de su organismo disminuyan, prolonguen su ciclo vital y refuercen sus defensas.

 

 

Deja un comentario.