La Asociación de Bonares Adama y el Infanta Elena organizan un taller para implicar a las mujeres en el cuidado de la diabetes.

Durante la charla, ofrecida por la enfermera de Educación Diabetológica, se realizaron pruebas de glucemia en sangre para reforzar el mensaje preventivo.

"adama"Implicar a la ciudadanía en la adquisición de hábitos de vida saludable y ofrecer información acerca de los cuidados que debe mantener todo paciente con diabetes, son algunos de los objetivos que han impulsado al Hospital Infanta Elena y a la Asociación de Mujeres de Bonares (ADAMA) a organizar una charla-coloquio sobre diabetes que ha tenido lugar en el Teatro-Cine Colón de la localidad y a la que asistieron cerca de un centenar de mujeres.

La charla, que corrió a cargo de la enfermera responsable de la Consulta de Educación Diabetológica del Hospital Infanta Elena, Antonia López, surgió con la intención de concienciar a la población en general, y a las mujeres en particular que son las encargadas en muchas ocasiones de organizar el menú semanal, de la necesaria adquisición de hábitos saludables en la alimentación que ayuden a prevenir la enfermedad o, en su caso a controlarla, evitando las complicaciones que pueden aparecer si no se maneja de forma adecuada.

Contando con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad y en el marco de las actuaciones de Educación para la Salud que lleva a cabo el Distrito Sanitario Condado-Campiña, la charla-coloquio supone también un paso más en la línea de trabajo de Participación Ciudadana que vienen llevando a cabo los hospitales Juan Ramón Jiménez e Infanta Elena con el movimiento asociativo de la provincia con el fin de implicar a todos los colectivos en la promoción de la salud y en la concienciación de que una buena calidad de vida está directamente relacionada con el nivel de responsabilidad que, de forma individual, adoptemos cada uno en el cuidado de nuestro propio cuerpo.

En el curso de la actividad que tuvo lugar en  Bonares, se realizaron también pruebas de control de glucemia en sangre por parte de personal de enfermería del Hospital Infanta Elena, que sirvió como refuerzo para las cuestiones que se habían ido formulando a lo largo de la intervención, generando dinámicas de debate y diálogo entre ellas y los profesionales sanitarios, que servirían para facilitar la incorporación de dichas recomendaciones a la vida diaria de ellas y de sus familias.

Con la colaboración del Ayuntamiento de la localidad y en el marco de las actuaciones de Educación para la Salud que lleva a cabo el Distrito Sanitario Condado-Campiña

Esta charla, que reunió a un importante grupo de mujeres, permitió reforzar mensajes muy importantes acerca de la necesidad de seguir una dieta equilibrada, de practicar ejercicio físico de forma continuada en todos los rangos de edad, si bien adaptados a las circunstancias de cada persona y de las medidas de autocuidado y consejos que deben tener siempre presentes este colectivo de pacientes que presentan un tipo de patología crónica que, bien controlada, no tiene por qué impedirles contar con una buena calidad de vida.

Mejorar el control de la enfermedad, gracias al autocontrol y a un incremento de la corresponsabilidad de los pacientes, es precisamente una de las líneas más destacadas en las que trabaja la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales a través del Plan Integral de Diabetes, la estrategia sobre la que pivotan sus actuaciones, entre los que se incluyen la Escuela de Pacientes, que tiene como objeto formar a los pacientes en la convivencia con su enfermedad y que ha permitido la puesta en marcha reciente del programa “Aprende fácil”, un espacio web en el que la Escuela de Pacientes pone a disposición de los ciudadanos información útil y accesible sobre diferentes enfermedades, entre ellas, la diabetes.

Aumentar y acercar la información sobre la enfermedad a la ciudadanía, así como resolver sus dudas, es otro de los objetivos del Plan Integral de Diabetes de Andalucía, centrado en avanzar en la promoción de hábitos saludables que contribuyan a prevenir la aparición de esta enfermedad y en la educación diabetológica, extendiendo los programas de detección precoz e incrementando los recursos asistenciales, así como poniendo en marcha nuevos servicios que permitan seguir mejorando la calidad de vida de las personas con esta enfermedad.

Desde la creación del Plan Integral de Diabetes en 2003 y su continuidad con el segundo plan, se han desarrollado programas como el de detección precoz de la retinopatía, una de las principales complicaciones de la diabetes y que consiste en una afectación de la retina que puede llegar incluso a provocar ceguera; la prevención de complicaciones agudas como la cetoacidosis, o la detección precoz del pie diabético, otra complicación de la enfermedad que puede terminar en amputación.

Deja un comentario.