La Guardia Civil detiene a 7 personas integrantes de una organización que robaron en la joyería de Bonares.

A los detenidos se les imputa la presunta implicación de diecisiete delitos de hurtos de joyas que podía superar el millón de euros

Momento en el que tres de los integrantes roban en una joyería.

molino de vientoLa Guardia Civil, en el marco de la operación “MOLINO DE VIENTO”, ha procedido a la detención de 7 personas (cuatro hombres y tres mujeres), y a la imputación de otras tres más pertenecientes a una organización criminal especializados en hurtos al descuido que actuaban en todo el territorio nacional.

A los detenidos se les imputa la presunta implicación de diecisiete delitos de hurtos de joyas. Se estima que el valor de los efectos sustraídos superan el millón de euros.

La investigación se inició el pasado mes de enero tras perpetrarse un hurto en una joyería situada en un centro comercial de la localidad de Colmenar Viejo, por lo que se inició un amplio dispositivo en busca de identificar y detener a los autores del hecho.

Posteriormente, se pudo constatar la existencia de varias denuncias por hurtos cometidos en joyerías mediante el método del descuido, por lo que los agentes pudieron determinar  la existencia de un grupo organizado que actuaba en diferentes puntos del territorio nacional, especialmente en localidades que se encontraban entre Madrid y la Comunidad Valenciana.

Por tal motivo, se estableció un dispositivo de seguimiento y control sobre este grupo organizado dando como resultado la detención de 7 personas (cuatro hombres y tres mujeres), y a la imputación de otras tres más.

La organización contaba con numerosas identidades falsas  para evitar ser reconocidos.

La organización contaba con numerosas identidades falsas. Asimismo,  para evitar ser reconocidos a través de las cámaras de seguridad utilizaban elementos de caracterización que impedían su visualización directa.

Aunque la red disponía de gran movilidad a través de todo el territorio nacional tenían como lugar de preferencia para actuar la costa levantina donde aprovechaban las aglomeraciones para  realizar los pequeños hurtos al descuido a turistas y ancianos.

Asimismo, antes de cometer los hurtos en establecimientos especializados en la venta de joyas realizaban previamente el estudio del lugar.

Han sido esclarecidos hechos perpetrados en  Comunidad de Madrid: Colmenar Viejo, Móstoles, Madrid. Comunidad Valenciana: Cheste, Carcaixent, Valencia, Olleria, Aspe, Alicante, Javea, Castellón y Morella en Castellón. Andalucia:  Bonares en Huelva y Durcal en Granada. Castilla la Mancha: Horcajo de Santiago en Cuenca,  Argamasilla de Alba en Ciudad Real. Cataluña: Balaguer en Lleida.

Deja un comentario.