La Junta licita la construcción de un punto limpio en Bonares.

Las obras, que cuentan con un plazo de ejecución de cuatro meses, serán cofinanciadas con el 80 por ciento de la inversión por la Unión Europea (UE) con cargo al Fondo de Cohesión.

"punto limpio"

Ubicación del punto limpio de Bonares.

La Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha abierto el procedimiento de licitación para la construcción de un punto limpio en Bonares  bajo un presupuesto de 395.952 euros. Así lo ha anunciado en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) mediante una resolución de la Dirección General de Prevención y Calidad Ambiental.

Las obras, que cuentan con un plazo de ejecución de cuatro meses, serán cofinanciadas con el 80 por ciento de la inversión por la Unión Europea (UE) con cargo al Fondo de Cohesión. La presentación de ofertas permanecerá abierta durante 26 días naturales a partir del día siguiente a la publicación en el BOJA.

Esta nueva infraestructura vendrá a sumarse a la Red de Puntos Limpios diseñada por la Junta de Andalucía para la recepción y acopio de aquellos residuos domésticos que, aportados por particulares, no deben ser depositados en los contenedores situados en la vía pública.

La red está conformada en la provincia onubense, según el listado de puntos limpios de 2013, por un total de once instalaciones, distribuidas entre los términos municipales de la capital de Huelva (2), Ayamonte, Aljaraque, Almonte, Cartaya, Linares de la Sierra, Moguer, Punta Umbría, San Juan del Puerto y Valverde del Camino.

Los puntos limpios, dotados de viales, áreas de carga y descarga, contenedores de residuos específicos y cerramiento perimetral, emergen, en general, como piezas claves de la recogida selectiva y de la aplicación de la normativa de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Al favorecer la recuperación de materiales, contribuyen a disminuir el depósito en vertedero como fórmula de gestión.

En concreto, entre los residuos que se vierten separadamente en los puntos limpios para facilitar su reciclaje y evitar el uso de los contenedores destinados a los residuos orgánicos se encuentran desde escombros, restos de poda, muebles y enseres hasta productos de electrónica, electrodomésticos, papel y cartón. Todo ello, sin olvidar elementos como vidrios, envases, metales, pilas, baterías y aceites domésticos y de vehículos, así como material fotográfico, radiografías, fluorescentes, disolventes, textiles, calzados, medicamentos o pinturas.

Deja un comentario.