La Plataforma recibe el compromiso del PP para el desbloqueo inmediato de la autorización de las zonas regables por el trasvase.

Su puesta en marcha permitirá regar con agua superficial y clausurar 400 pozos en la zona beneficiada. Las obras culminaron en octubre de 2015 aún no se pueden usar

manuel-andres-plataforma-trasvase03
.

La Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado ha recibido el compromiso del presidente del PP en la provincia de Huelva, Manuel Andrés González, de desbloquear de forma inmediata “la autorización de las zonas regables por el trasvase de 4,99 hm3 de agua”, una infraestructura cuyas obras están acabadas desde octubre de 2015 y aún no se ha puesto en marcha.

González explicó ante más de 300 agricultores afectados por el trasvase al Guadalquivir que trabaja para desbloquear lo antes posible las autorizaciones de las zonas regables por esta infraestructura. En este sentido, el dirigente ‘popular’ ha lamentado “el retraso” en su puesta en marcha y ha asegurado que el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Manuel Romero, había mandado un escrito al Secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra, para que “de oficio, pueda autorizar las zonas regables para el trasvase de 4,99 hm3”.

Este escrito, que fue leído por González a los agricultores, especifica las bondades de activar este agua superficial que, además de beneficiar a las zonas de regadío incluidas en el trasvase, en Moguer, Lucena del Puerto y Bonares, “servirá para la recuperación de los acuíferos de la zona, sustituyendo pozos por un sistema de trasvase”. Con la activación del trasvase se clausurarán unos 400 pozos de agua subterránea.

Miembros de la Plataforma mantuvieron el pasado sábado, día 11 de junio, una reunión con la ministra de Empleo y Seguridad Social en funciones, Fátima Báñez, y otros dirigentes del PP, en la que la onubense se comprometió a desbloquear el estado “de letargo” en el que se encuentra esta infraestructura desde que el pasado mes de marzo se recibieran las concesiones para el trasvase y se cerrara el primer pozo como símbolo de los que vendrían más tarde.
Según ha indicado el presidente de la Plataforma, Cristóbal Picón, “esperamos que todas las hectáreas incluidas en este proyecto sean reconocidas” y que, cuanto antes, “podamos cerrar los pozos y abrir los grifos”, un compromiso que los agricultores beneficiados adquirieron para el beneficio del entorno natural.

Descontento de los agricultores.

“Los agricultores esperamos que éste sea un paso firme hacia nuestro objetivo: que el 100 % de nuestras hectáreas se rieguen con agua superficial”, ha explicado Picón, quien ha añadido que el malestar es creciente entre el sector. “No somos capaces de entender que esta situación aún no se haya desbloqueado, con el perjuicio que eso supone para nuestros cultivos”.
Las obras del trasvase culminaron en octubre de 2015 y han supuesto una inversión de 20,5 millones de euros. De ellos, el 30 % proviene de fondos aportados por los agricultores beneficiarios y el 70 % restante, con aportación de la Administración central.

Deja un comentario.