La situación actual, por Juan Coronel.

juancoronel2

Juan Coronel Martín

La situación actual.

Actualmente asistimos a un hecho que nos afecta a todos los ciudadanos, como es la crisis económica que padecemos. El mismo es de carácter mundial y para los españoles podemos decir que salió a plena luz en mayo de 2.010.

Crisis esta que tuvo su inicio en 2.009 en los Estados Unidos de America, con las tristemente famosas “hipotecas basura” que pusieron en marcha bancos americanos y que solo se ha visto superada hasta ahora por la “gran depresión de 1.929”. Hecho este de sobra reconocido a nivel internacional, pero que en nuestro país la derecha conservadora achacaba al gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero para desprestigiarlo.

Como es conocido dicha crisis, ha trasladado su efecto destructor al resto del mundo, de manera especial a la Unión Europea y dentro de esta a España.

A ello contribuyó en gran medida la ambición sin límite de entidades de crédito de la Unión Europea y entre ellas un buen numero de españolas.

Recuerdo como ya inmerso en este crash financiero, el entonces Presidente de Francia Nicolás Sarkozy, dijo que la situación era insostenible y que había que optar por refundar el sistema capitalista tomando medidas para evitar que el hecho volviera a producirse.

Poco se ha hecho en dicho sentido y lo realizado según comentarios de prestigiosos personajes del ámbito de la economía, ha sido tarde, escaso y muchas veces equivocado.

En esta situación entra en juego un nuevo agente denominado “los mercados” que representa a la poderosa élite financiera mundial, la cual se une no solo para mantener su privilegiada posición, sino también a la vista del panorama existente, intentar sacar el máximo de beneficios aplicándose el dicho de “a río revuelto ganancia de pescadores”, sin importarles lo más mínimo las crueles consecuencias que su fanática ambición está generando, contando para ello con sus fieles servidores políticos.

En nuestro país en su defensa suelen decir que los problemas de la sociedad española se genera por pequeños empresarios y autónomos que no saben dirigir sus empresas y actividades, por los trabajadores que ganan mucho y rinden poco, los pensionistas que viven y cobran mucho, los dependientes que reciben ayudas del Estado, por vivir por encima de nuestras posibilidades y otros. Mientras buscan socializar las pérdidas y privatizar las ganancias, es decir como “Jalisco” que nunca pierde.

Habría que recordarles también las muchas promesas incumplidas con los países de centroeuropa antes pertenecientes a la esfera comunista, a los cuales se les ha dejado abandonado a su suerte. Muchos ciudadanos de estos países han tenido que emigrar a la desesperada en busca de trabajo para subsistir, siendo muchos de ellos explotados laboral y hasta sexualmente. A cambio de ello el capitalismo ha conseguido obtener mano de obra abundante y barata, que es lo que pretendían.

Otros de los objetivos que la clase dirigente del capitalismo está consiguiendo tanto en nuestro país como en otros, es la reducción y si fuese posible la anulación del Estado del Bienestar a través de los recortes y austeridad implantado .Modelo este por el que ha luchado durante años muchas personas y que ha permitido que los españoles en general disfrutemos de un aceptable nivel de vida, otros como siempre se han limitado ha aprovecharse del esfuerzo de los demás y ha criticar los logros en este sentido alcanzados.

Es tan insaciable su afán para conseguir lo que pretenden, que no tienen reparos para ello.

Sirva como muestra a nivel internacional, y también en nuestro país forzando y consiguiendo la modificación de la Constitución Española y nada menos que por el procedimiento de urgencia como exigieron, además de imponer drásticas medidas de recortes laborales, económicos y sociales etc. Medidas estas que hasta el presente se han manifestado ineficaces puesto que solo ha servido para agravar la situación.

Esto nos ha llevado a tener casi 6.000.000 de parados, que más de 1.000.000 no tengan cobertura de desempleo, que a los trabajadores en desempleo se les quite la vivienda al no poder pagar la hipoteca, que tengamos que pagar buena parte de las medicinas, que haya subido los costes en educación, que no se de créditos a pequeñas empresas, autónomos y personas necesitadas y un largo etc. A los bancos la Unión Europea hasta se les rescata siendo nosotros los españoles los avalistas, a los ciudadanos se les abandonan etc. Todo ello cuenta con el apoyo de la mayoría conservadora que dirige la U.E. y también con la de nuestro país.

¿Donde esta la solución que decía la derecha que tenia?.

En otros países como Grecia e Italia “los mercados” hasta han impuesto Presidente del Gobierno, sin tener en cuenta la opinión y deseo de los ciudadanos de estos países.

Con respecto a España otra deriva de elevadas consecuencias tanto democrática, como económica, laboral, social etc., es la que representa la corrupción instalada en una parte de la clase política, financiera y empresarial lo cual esta generando una situación de decepción y de rechazo de los ciudadanos hacia sus representantes, algo siempre peligroso y complicado y más aun en momentos como los actuales. Mientras vemos como los causantes de tales hechos, la mayor de las veces se van de rositas y otras personas no tienen para comer, ni tampoco donde quedarse. Esta es la muestra de la eficacia y bondad de este sistema capitalista.

En este aspecto uno de los padres de la nación americana como fue Thomas Jefferson en1.810 dijo unas palabras que hoy tienen plena vigencia como fueron “Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades, que ejércitos enteros listos para el combate”.

A nuestros dirigentes nacionales y europeos habrá que recordarles que la Constitución Española en sus artículos 35-1 y 40-1 recoge que todos los españoles tienen “derecho” a trabajar y el articulo 47 dice “Todos los españoles tienen derecho a una vivienda digna y adecuada y que los poderes públicos promoverán las condiciones necesarias y establecerán las normas pertinentes para hacer cumplir este derecho. Cabe preguntarse porque nuestros gobernantes no cumplen con tales artículos que deben de ser prioritarios a la hora de tomar decisiones.

Los gobiernos están para solucionar los problemas de los ciudadanos, no para aumentarlos como ocurre en nuestro caso, buscando disculpas y culpando a los demás de su fracaso en la gestión.

¿Qué hacer para corregir esta situación? Desde luego quedándonos de brazos cruzados no así el sistema no va a cambiar.

Existen medidas pacíficas y democráticas para conseguirlo como son las manifestaciones, huelgas, concentraciones, divulgaciones y otras.

La Historia nos demuestra en muchas ocasiones, que si se quiere se puede con esas medidas.

Por todo ello en esta ocasión como sucedió en las anteriores, en buena medida dependerá de nuestra decisión y actuación.

 

  •  Juan Coronel Martin

Deja un comentario.