Las Cruces de Bonares reciben el Premio Onubenses del Año.

Este año las Cruces de Mayo de Bonares en la categoría de Tradiciones Populares han sido distinguidas con el premio Onubense del Año 2017, que conceden los lectores del periódico Huelva Información.

onubense del año cruces de bonares




La Presidenta de la Asociación de las Cruces de Bonares Juani Pavón Camacho recibió el premio de manos del presidente de la Diputación de Huelva Ignacio Caraballo y del alcalde de Bonares Juan Antonio García.

todas las cruces estuvieron representadas por una mayordoma que asistieron a la cena-gala ofrecida por  Huelva Información en el patio central del campus de La Merced.

mayordomas premios onubenses

Las Mayordomas asistentes antes de entrar en la Gala.

Las cruces de Mayo de Bonares es una fiesta que se remonta a 1797 y que ha ido evolucionando con los años, engrandeciéndose y convirtiéndose en un atractivo turístico. Originalmente sólo había una cruz, la del Rincón, y poco a poco el número se ha ido incrementando hasta llegar a las doce que existen actualmente, repartidas por distintas calles de la localidad. En torno a ellas se celebran los festejos en el mes de mayo.

El alcalde de Bonares, Juan Antonio García, manifestó que la obtención de uno de los premios Onubenses del Año significa “muchísimo porque supone, de alguna manera, reconocer que estamos haciendo un gran trabajo y que el patrimonio turístico, cultural y religioso está llegando lejos y se está convirtiendo en una seña de identidad dentro de la comarca y la provincia”.

García aseguró que este galardón “supone un espaldarazo para todos los vecinos, que son los principales actores, sobre todo las mayordomas de cada una de las cruces, porque están haciendo un trabajo magnífico y también el Ayuntamiento, que le está dando cobertura, difusión y todo el apoyo que necesita para seguir creciendo”, a lo que añadió que “es algo que nos da mucho ánimo para continuar trabajando en esta línea”.

A la cruz matriz, la del Rincón, se le fueron uniendo, con el paso de los años, otras cruces hasta llegar a doce, la segunda fue la de la calle Higueral y la última la de la calle Triana, en 1935, “pero sin perder la seña de identidad de la cruz del Rincón, el origen”. Cada año se celebran los festejos en cada una de las calles, que “son las que han cogido el testigo de llevar adelante estas fiestas”.

Declaradas Fiesta de Interés Turístico Nacional de Andalucía, la localidad recibe cada año durante suonubenses del año bonares celebración más de 5.000 visitas. Las cruces de Bonares tienen unas características singulares que despiertan el interés de los visitantes. “Es algo distinto a otros pueblos, en los que puede haber una, dos, tres incluso cuatro cruces y además las decoran de otra manera”. Según el alcalde, es la decoración de las capillas y de las mismas cruces las que llaman la atención de las numerosas personas que acuden a verlas.

García destacó la labor que realizan las cruceras, la manera de elaborar los bullones y de poner las telas, “eso lo hace peculiar”. Explicó que la belleza de las composiciones en torno a cada cruz y la unión que hay entre ellas, la cooperación entre todas las calles y las cruceras “son elementos a sumar”, que contribuyen a ensalzar estos festejos.

.



premios onubebses del año

Todos los galardonados.

Aunque cada uno de los vecinos se identifica con una cruz, normalmente la que está en su calle, “el pueblo apoya a la que está llevando el bastión de ese año, la cruz de romero, que cada doce años le toca a una. Todos se unen para que todo salga bien, se le da protagonismo a la cruz que le toca ese año, sin ningún tipo de recelo ni de pique ni de nada”. También los pequeños participan en los festejos. El 1 de mayo las denominadas cruces chicas, que son una réplicas de las doce cruces, salen en procesión.

El alcalde señaló que las Cruces de Mayo de Bonares se han convertido en un auténtico reclamo turístico. “Estamos trabajando mucho en ello y desde el Ayuntamiento intentamos innovar”. Hace dos años, para facilitar el recorrido por las capillas de las cruces, se puso en marcha un tren turístico, “para hacerlo más cómodo”. Éste se pone a disposición de las personas que llegan en autobuses atraídas por estas fiestas. “Vienen una media de dos autobuses por día, y la gente sale muy contenta”.

García comentó que van a seguir mejorando la oferta turística, tanto en el apartado de la gastronomía, como en lo referente a la estancia en la localidad, “con alguna posibilidad de hostalito, porque además de las cruces en Bonares tenemos muchas más cosas que ver”.

Deja un comentario.