Las raíces judías en los apellidos de Bonares, Desde Galilea.

El Gobierno Español al autorizar la nacionalidad española a los Sefarditas (Judíos españoles expulsados en 1492) ha publicado la lista de 4.200 apellidos de esos españoles en que muchos de nuestros apellidos aparecen y he tenido la paciencia de buscar algunos de los nuestros que recuerdo. En los míos y de mis abuelos encuentro seis.

apellidos sefarditas



DESDE GALILEA

Antonio Martín Carrasco, sacerdote de Bonares.

Una de mis comunicaciones con Bonares digital, fue mi descubrimiento aquí en Tierra Santa, en un viaje que realicé con un grupo de peregrinos el año 1986. El guía era argentino y nos habló de un libro publicado en esos días por un Judío sobre los reductos que quedaron en España. Le pregunté por los de la provincia de Huelva, entre ellos el de nuestro pueblo y esto me dio pié para ese artículo donde decía en un párrafo lo siguiente:

Los reductos en nuestra provincia fueron: Valverde, Bonares y Alosno… En mi pueblo, les dije, aún se conservaba nombrar una calle, como la calle “de los Judíos”. Los que quedaron, según la historia, tenían que simular su conversión y cambiarse de apellidos, Se ponían apellidos de árboles, plantas y ciudades: (Limón, Naranjo, Manzano, Carrasco, Romero, Cáceres, Huelva, Sevilla, Toledo… etc.). Algunos de estos y más, que no recuerdo, les dije, no faltan en mi pueblo. Ciertamente que la raíz de estos pueblos, son como pueblos “Buscavidas”, son señalados e industriales: (calzados; mineros: viñadores de buenos vinos; (buscando sus ventas con los célebres “zampusos”); en la cultura, con ingenieros importantes; médicos; maestros; abogados; sacerdotes… misioneros/as, monjas…y en el trabajo normal: sabios labradores, exportadores de frutas y los productos de sus campos, sus aceites; siempre hubo cantidad de camiones; talleres mecánicos; fábricas de ladrillos; constructores. Todo lo que contemplo en esta Tierra Santa, lo veo con el espíritu de Bonares. Hasta la religiosidad judía.”

Hasta aquí ese párrafo del artículo que escribía donde enumero algunos apellidos que se me ocurrieron. Hoy el Gobierno Español al autorizar la nacionalidad española a los Sefarditas (Judíos españoles expulsados en 1492) ha publicado la lista de 4.200 apellidos de esos españoles en que muchos de nuestros apellidos aparecen y he tenido la paciencia de buscar algunos de los nuestros que recuerdo. En los míos y de mis abuelos encuentro seis. Esto es unos datos de la lista:

Esa rectificación que hace el gobierno después de siglos devolviéndole sus derechos a los Judíos Españoles que expulsaron comienza con esta introducción del que lo escribe:

Este es el listado de apellidos sefardíes que utilizará el Gobierno de España. Una buena oportunidad para saber si su apellido es judío sefardí. La lista es la oficial que se utilizará para conceder la ciudadanía española a los sefardíes”.

En mi paciente búsqueda he podido entresacar los apellidos más conocidos que recuerdo. Algunos pueden que los haya tomado de otros pueblos por los servicios que he realizado en ellos muchos años de párroco por la provincia, pero otros son clarísimos de Bonares.

.



Estos son los encontrados:

“Aguilar, Almonte, Alonso, Álvarez, Amador, Apolinar, Arroyo, Asencio, Avilés, Barba, Barriga, Barroso, Bautista, Bejarano, Beltrán, Benítez, Borrero, Bueno, Camacho, Carrasco, Castaño, Castillo, Conejo, Conde, Coronel, Delgado, Díaz, Domínguez, García, Garrido, Gómez, González, Guzmán, Hernández, Jiménez, López, Macías, Márquez, Martín, Martínez, Mateo, Molín, Montes, Moro, Muñoz, Padilla, Pavón, Pérez, Prieto, Pulido, Ramírez, Reina, Ribero, Rodríguez, Romero, Rosales, Ruiz, Sánchez, Santos, Soto… etc.”

¿Acaso no certifica el Gobierno la insinuación que yo hacía entonces sobre los Judíos en Bonares? ¿Tenemos o no abundantes raíces judías en nuestro pueblo para certificar lo que entonces escribía y afirmaba?.

Me sorprende este país al que venido con grupos desde 1986 y en servicios esporádicos desde el 2004 al 2009 (vine por prescripción médica, después de la angina de pecho y de los estrés que vivía, me dijeron: “tiene Vd. que perderse en un lugar lejano”) y me buscaron Jerusalén y desde ese año 2004 hasta el 2006 actué de P. Espiritual en un Seminario, llamado Mambré. Y desde esa fecha me requirió el director de la Domus (Casa) de Galilea también con el mismo servicio de cuidar como P. Espiritual a los casi cien voluntarios de esta Casa que tiene capacidad de acogida para 238 peregrinos.

En 2009 al renunciar por la edad a la Parroquia ya quedé aquí en este servicio definitivo y al fundarse el Seminario Misionero adherido a la misma Casa, desde el 2013 mi servicio pasó a este Seminario como P. Espiritual dei mismo, del que ya han salido Misioneros que han comenzado a actuar desde el Golfo Pérsico y Emiratos Árabes, Jordania, Palestina hasta Chipre.

Escribo esto, porque si ves tu apellido en estas raíces te invito a que te sientas orgulloso. Este Israel, político, es un pueblo sabio que siempre lo fue en aquel Israel (pueblo de Dios), bien organizado, bien defendido. porque en tantos años aquí y con todo lo recorrido en las parroquias por estos montes de Galilea, por todo Israel, con dos peregrinaciones al Sinaí con el personal del voluntariado de la Domus, desde Egipto, para hacer el recorrido como lo hizo este pueblo por el desierto, jamás he sentido el miedo ni he tenido el menor incidente que ya los tuve en los recorrido por el Chile de Pinochet y los tres recorridos misioneros de norte a sur en el Perú de Alan García con Sendero Luminoso. ¡Eso era inseguridad! Aquí es una bendición viajar a cualquier hora y si es de día, el ir contemplando las explotaciones agrícolas, a veces me figuro que voy por las nuestras del Condado. Y no digamos la seguridad con tantísimo tráfico etc. Y esto aún hasta en los recorridos por la Palestina de Cisjordania. Ya lo Gaza, es otra cosa que alimenta el terrorismo y da materia a los medios de comunicación para desacreditar a este pueblo, tan tranquilo, tan seguro y del hablo, no de unos días, sino de trece años .

Los cristianos, son árabes, que no quieren oír hablar de Palestina: Buenas colocaciones, buenos sueldos, buenos campos propios o fábricas y casas envidiables… Prácticamente no hay pobres. Y nunca les he oído hablar mal del estado…. Los árabes ya tienen su representación y respeto en la Knéset (parlamento de Israel). Y además este estado rodeado de tantos enemigos que lo quieren hacer desaparecer ya con más de 50 años como nuevo estado de Israel… Pero a ver quien se atreve… Recuerdan aún la guerra que de los seis días… y hasta la fecha…

Creo que es una buena esta aportación de descubrir nuestras raíces y repito, sentirnos orgullosos de ellas. El gobierno español, como digo, ha reaccionado tarde, dandole hoy sus derechos a los que se lo quitaron hace siglos, pero nunca es tarde para hacer el bien. ¡Cuanto dolor y exterminios recibieron lo millones de inocentes y muchos antepasados en Auschwitz por la Alemania de Hitler!. Sólo por este hecho merecían un Estado independiente. Al decir esto, ni entro ni salgo en lo político, sino cuento lo que veo en tantos años.

En estos pueblos conviven Judíos, Árabes, Drussos, Mahometanos, cristianos católicos de los ritos: latinos, mezquitas y maronitas. Toda la gama de cristianos separados y todos nos respetamos. Estos pueblos, están edificados en las colinas de los montes para aprovechar al máximo las tierras de cultivo. Cuando volvemos de noche es precioso ver las colinas iluminadas. A veces, como en todas partes, no faltan que aparezcan radicales, pero ya lo tienen bien controlados sus autoridades, que nos defienden y nos cuidan bien. Jamás, como he dicho, he sido testigo de ningún incidente, ni nos importa viajar a cualquier hora.

 

DESDE GALILEA

Antonio Martín Carrasco

Sacerdote de Bonares

Deja un comentario.