Los representantes políticos españoles se mantienen IMPASIBLES. Relato de ficción. Parte II.

Reflexiones desde el puratorio.

Pasados los días, el Sr. Rodríguez Talantrilero iba languideciendo. Su preocupación por el “Xonxoles qué dirán cuándo se enteren de que todos mis sacrificios personales fueron en vano”, le confería una cabellera cada vez menos poblada, cada vez más blanca,  y las risas cómplices que observaba entre diplomáticos y secretarios de Estado, cuando acudía al Ministerio de Asuntos Exteriores, había minado tanto la moral del ilustre hidalgo en que se había convertido, que se le empezaba a ver más delgado, más pálido, más incomprendido, atormentadamente ausente.

–  Xonxoles, ¡me voy!

– Pero, Pepito Luis, cari, son las 11 de la noche, ¡no son horas de salir de  palacio!, ¿no te irás a otra alianza de “sifilisaciones”, verdad?

– ¡No!, ¡no me hace gracia!, nos vamos a casa…, verás…, ejem…, dimito. Por favor, comunícales a esos dos espectros de Palacio de que nos vamos, ¡no aguanto más!

– No, no, no, …, yo llamaré a Sofí, pero Juancar es cosa tuya, aunque me parece que anda de safari por Groenlandía, al menos eso me dijo ella. ¡Será ingénua!

– Xonxoles, ¡coño!, hablaba de las niñas,…

– Ah, …

A la par que estos episodios se hacían cada vez más persistentes, en la calle Genovinha de Madrid, D. Mariano Yaestoy, se jactaba en su popular grupo, de los rumores que iba conociendo:

–    Estando la cosa tan mala como está, no está mal que la cosa mala salga de dónde está, pues cosa mala que mal se deja aconsejar, no puede más que mal derivar.

Mientras tanto, sus populares colaboradores se hablaban al oído:

–    ¿Pisha, qué ha disssho?, susurraba uno de ellos.

–    Creo, que quiere decir que ojalá se vaya el inquilino Moncloo antes de que venza su alquiler, decía en voz baja otro de ellos.

–    Este pájaro sssiempre habla iguá, es capasss de desssirte una cosssa y la contraria en la misma frassse, ¡asssí nadie se entera de ná. ¡Es un crack der quinssse!, más que essso, ¡es er puto amo!

–    Creo que eso es lo que pretende, que nadie se entere de nada, para tener luego libertad de poder hacer lo que le venga en gana.

–    Grasssias pisha por la aclarasssión. Ssseñó Rato por sssierto, enhorabuena, aunque sssea con retrassso, por sssu nuevo cargo de presidente der banco.

–    No hay de qué, Sr. Arenas, dele usted fuerte en Andalucía, se trata de una región estratégica para nuestros intereses.

–    ¡Essso esstá hesssho ya! Essstá tó controlao, una ve yo en er podé, cajasssol pati, ya discutiremos er presssio, je,je

Si bien ya lo había anunciado con anterioridad, no fue hasta el día 26 de septiembre de este mismo 2011, cuándo el presidente Rodríguez Talantrilero, en Consejo de Ministros, aprobaba el Real Decreto por el que se disolvían las Cortes, y se convocaban Comicios Generales para el día 20 de noviembre del mismo año.

“Fue toda una liberación, llevaba meses aguantando una situación ciertamente insostenible, nadie, ni dentro, ni fuera de España, quería ser amigo mío, hacerse una sola foto conmigo, o simplemente intercambiar conmigo una camiseta del barcelona por la de cualquier otro equipo” (Rodríguez Talantrilero).

“La convocatoria me cogió por sorpresa, lo mismo que por sorpresa cogí yo a la noticia. Llevábamos meses esperando la dimisión de quién había sumido al país en un círculo vicioso de despilfarro, de tolerancia y corrupción, desde las aulas, a las televisiones, desde la Iglesia a la banca, …, desde Finisterre al cabo de Gata, lo  mismo que toda esta orgía de libertinaje me estaba esperando a mi desde la Jonquera al Golfo de Cádiz”. Por favor, elimine lo de la iglesia. (Mariano Yaestoy).

“Una vez dado el paso, mi principal preocupación fue la de encontrar un nuevo incauto para la opinión pública, un nuevo candidato, siendo imprescindible que hubiera estado en el anterior equipo de gobierno, para que sobre él recayera la responsabilidad del desastre cometido, bueno eso, y encontrar instituto, aunque fuera público, para mis hijas, bueno y que estuviera situado en un sitio aislado del mundo, donde nadie pudiera encontrarme, bueno eso, e intentar borrar mi pasado”  Todo el mundo tiene un pasado que borrar, ¿no?. Mejor no ponga esto último. (Rodríguez Talantrilero).

“Para ganar las elecciones tuve que cometer el infanticidio de matar a la niña de mis primeras elecciones, pero lo mismo que la maté, ella estaba loca porque la matara, pues dígame usted, ¿para qué iba a querer mi niña seguir viviendo en un país de vagos perros flautas, amigos de comunistas, lleno de gays y lesbianas, ir a una escuela pública, a un hospital público, que además de terminar una ingeniería después de abortar, estuviera parada, o peor emigrara?. Ya tendré otra después de mi, quizá en el año II M.Y. (Mariano Yaestoy).

El 21 de noviembre de 2.011, los dos sujetos cumplieron sus deseos.

El primero de ellos desapareció de la faz de la tierra española, contacta con ciertas personas, como un servidor, por mail, y se rumorea, no obstante, que está haciendo la ruta de Osama Bin Laden, si bien le deseamos mejor final.

Respecto a Mariano, ya habrá tiempo de entrar en detalles. “Marianete, Marianete, si no sabías torear…”

En fin, ésta y no otra, fue la realidad sobre el making off de los momentos posteriores al primer gran ajuste, y anteriores al segundo gran ajuste, que sucumbió a los ciudadanos españoles en general, y a los bonariegos, en particular, en estos graves momentos de dificultad y desafectación política.…

To be continued.

 

“Esta historia está basada en una historia de ficción en donde los nombres y cargos en la misma relatados han sido escogidos al azar. Cualquier parecido con la realidad es una mera coincidencia”.

Deja un comentario.