Verbena de la Calle Arenal en Condavisión.

El ambiente festivo que se vivió el jueves pasado en Bonares era insuperable. Los vecinos de la calle Arenal de la localidad se echaron a la calle para disfrutar un día que esperaban desde hace 12 años. Y es que en la localidad, que posee doce cruces de mayo, cada año una calle se encarga de ser anfitriona y organizadora de las fiestas.

Por eso no era de extrañar ver las caras de alegría y emoción entre los vecinos. Sobre todo del padrino y la madrina de las fiestas que acompañaban muy de cerca a la Cruz en el cortejo procesional. Junto a ellos, decenas de bonariegas ataviadas con sus trajes de flamenca y sus mejores galas, celebrando el esperado día. Y es que Bonares se vuelca con esta festividad.

Deja un comentario.