We Love Flamenco 2016 se rinde ante los complementos de Antonio Moro.

Antonio Moro, artesano polifacético Bonariego, con una larga trayectoria complementando a la mujer para sus momentos de volantes, acompañando siempre a diseñadores, como también hará de nuevo en pocos días en SIMOF 2016 con Carmen Vega.

Antonio Moro We Love Flamenco / foto: Anibal Gonzalez

Antonio Moro We Love Flamenco / foto: Aníbal González.

.

Antonio Moro junto a la modelo Laura Sánchez/ foto Aníbal González

Antonio Moro junto a la modelo Laura Sánchez/ foto Aníbal González

Antonio Moro ha presentado este año en la pasarela We love Flamenco 2016 una colección en la que destacan los complementos exclusivos: mantones, mantoncillos, peinas, juegos de pendientes y collares, flores, abanicos, pericones y sombrerería. La colección arranca con una serie inspirada en la Semana Santa, más concretamente, en las labores artesanales de bordados en oro, cordonerías, flecado de bambalinas, orfebreria y flores de cera rizada. En el resto de la colección, se pueden ver influencias, por un lado de la naturaleza botánica, como flores, tallos, hojas, semillas; y por otro, en la geometrización de los elementos decorativos del complemento. Como buen bonariego y crucero, su raíz se trasluce en sus diseños, llevando las flores de talco metalizadas, troqueladas, o realizadas a capas al pelo de la mujer andaluza. Para ello, Antonio Moro utiliza técnicas que él mismo atesora como la mejor herencia para desarrollar su creatividad en este mundo de la moda flamenca.

Abrió la tarde el diseñador de Bonares Antonio Moro que nos ha mostrado sus complementos: mantones, mantoncillos, peinas, juegos de pendientes, abanicos y pericones. Inspirada en la Semana Santa, más concretamente, en las labores artesanales de bordados en oro, cordonerías, flecado de bambalinas, orfebrería y flores de cera rizada. En el resto de la colección, se pueden ver influencias, por un lado de la naturaleza botánica, como flores, tallos, hojas, semillas; y por otro, en la geometrización de los elementos decorativos del complemento.

Antonio-Moro_WeLoveFlamenco_8 foto anibal gonzalez

Antonio Moro We Love Flamenco / foto: Aníbal González.

Lleva 25 años en moda flamenca, pero va a ser éste su primer desfile de gran relevancia en pasarela, reservándole We Love Flamenco el primer hueco de la agenda del viernes, el de las 16.30 horas, para que su artesanía se paseara en el Salón Real del Alfonso XIII. Un total de 42 estilismos, no tantos como idea sino tantos como pueden permitirse desfilar en poco más de 20 minutos y para los que ha empleado más de 6 meses de trabajo.

Antonio Moro, artesano polifacético Bonariego, con una larga trayectoria complementando a la mujer para sus momentos de volantes, acompañando siempre a diseñadores, como también hará de nuevo en pocos días en SIMOF 2016 con Carmen Vega, haciendo así doblete flamenco en cuanto a pasarelas de esta temporada, pero eligiendo We Love Flamenco para hacerlo sólo, presentando a puerta gayola sus mantones, peinas y pendientes, sin más respaldo que el suyo propio, el de su trabajo y tesón que le ha llevado a ser uno de los mejores, pero desconocido para la gran mayoría, menos para los fans del programa de televisión ‘Se llama Copla’, pues en sus primeras ediciones ha participado junto con Carmen Vega en vestir a las participantes.

Viene hasta Sevilla para afianzar el nombre con el que firma sus complementos de alta bisutería y a cumplir uno de sus sueños, que empezó a forjarse el año pasado mientras asistía a esta pasarela flamenca, avanzando que si se cumplía, su colección, la que ha presentado el viernes 15 por la tarde, se llamaría ‘Creando sueños’, como así ha sido.

we love flamenco

Numerosos bonariegos se dieron cita en el evento, Juan Antonio García alcalde de Bonares quiso acompañar a antonio Moro en este día tan importante.

Sus diseños están inspirados en tradiciones muy arraigadas en la cultura andaluza como lo es la Semana Santa, tomando referencia creativa en los trabajos bordados en oro, cordelería, bambalinas y orfebrería, propias del exorno que se utiliza en cada hermandad para realizar su estación de penitencia. Junto a las costumbres andaluzas, la naturaleza también influye en sus diseños, conformando la geometría de flores, tallos y hojas que se trazan para las diferentes piezas que componen sus accesorios flamencos. Eso sí, aportándole algún toque que lo distinga, que lo diferencie y que lo convierta en nuevo, actual, gracias al uso de ciertos materiales poco habituales en estos lares textiles y apropiados según si tu cita flamenca es feriante diurna, nocturna o romera.

Deja un comentario.