Bonares pide la declaración de zona catastrófica tras el incendio

Se continúa a la espera de conocer las causas del fuego, en cuyo esclarecimiento trabaja la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF)

0
969

El Ayuntamiento de Bonares ha iniciado el procedimiento para solicitar la declaración de Zona Afectada Gravemente por una Emergencia de Protección Civil, fórmula que sustituye a la antigua declaración de Zona Catastrófica, ante los efectos del incendio forestal originado en la localidad.

El alcalde de Bonares Juan Antonio García, ha precisado que la petición se ha realizado «a todas las administraciones: Gobierno central, Junta de Andalucía y Diputación de Huelva y hay que esperar respuestas».

La respuesta positiva a esta solicitud permitiría a los afectados, agricultores y vecinos, acceder a distintas líneas de ayudas que cubran los daños sufridos.

En cuanto a la cuantificación de los mismos, ha precisado que aún no se conoce, ya que en estos momentos están recibiendo las primeras valoraciones, que, principalmente, son enseres y maquinaria agrícola o desperfectos en algunas viviendas.

El incendio, controlado desde las 20:10 horas de ayer, se inició en Bonares el pasado sábado en un terreno próximo a la carretera A-486, desde donde se registró medio centenar de avisos de particulares que divisaban las llamas y la columna de humo.

Poco después, la Junta de Andalucía activó el nivel 1 del Plan de Emergencia por Incendios Forestales de Andalucía en la provincia onubense, puesto que fue necesario el desalojo de viviendas dispersas localizadas en la zona, lo que afectó a unas 60 personas que pasaron la noche del sábado en el Polideportivo Municipal de Bonares.

Todos pudieron volver a sus casas en la mañana del lunes después de que se diera por estabilizado el fuego y quedara rebajado a 0 el nivel de emergencia.

Actualmente, la vigilancia y el remate de puntos calientes centran las labores de los efectivos del Plan Infoca que continúan trabajando en el perímetro del incendio, unas 450 hectáreas, estando pendiente de la medición final para conocer la superficie forestal realmente afectada.

Vigilan y rematan el incendio, pendiente de la medición final.

La vigilancia y el remate de puntos calientes centran las labores de los efectivos del Plan Infoca que continúan trabajando en el perímetro del incendio declarado el pasado sábado en el paraje Huerta del Hambre de Bonares, pendiente de medición final para conocer la superficie forestal realmente afectada. 

Según han informado fuentes del Infoca el dispositivo en el lugar del incendio, controlado desde las 20:10 horas de ayer, está compuesto por dos grupos de bomberos forestales -de siete componentes cada uno-, dos autobombas y dos agentes de Medio Ambiente.

Se continúa a la espera de conocer las causas del fuego, en cuyo esclarecimiento trabaja la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF), si bien ya se ha apuntado a que hubo tres focos simultáneos, y de conocer la superficie forestal afectada, ya que se conoce que el perímetro recorrido por las llamas ha sido de unas 450 hectáreas.