El CEIP Profesor Lora Tamayo de Bonares estrena núcleos de servicios y carpinterías interiores.

Por otra parte, en el instituto Catedrático Pulido Rubio se ha hecho una inversión de 75.000 euros para mejorar la accesibilidad mediante una rampa de entrada.

La delegada territorial de Educación y Deporte de la Junta en Huelva, Estela Villalba, de visita en el colegio de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Profesor Lora Tamayo de Bonares, que estrena núcleos de servicios y carpinterías interiores, ha querido destacar también las numerosas obras de mejora en centros educativos que se han llevado a cabo este verano, como la del IES Catedrático Pulido Rubio, también en Bonares, o las de los colegios de Lucena del Puerto y Manzanilla.

Han acompañado a Villalba en la visita el alcalde de la localidad, Juan Antonio García; la directora del centro, Manuela Romero; su inspectora de referencia, Carmen Sánchez; algunos ediles del Ayuntamiento; y el técnico que supervisó las obras de ejecución, José Luis Carrasco, quien ha explicado los pormenores de la obra en la que se han invertido 180.000 euros.

Asimismo, la directora se ha mostrado muy satisfecha con el resultado, ya que se han redistribuido y actualizado por completo todos los núcleos de aseos del edificio principal, renovando las antiguas instalaciones de saneamiento e incluyendo aseos adaptados para minusválidos. Además, se han sustituido todas las puertas de paso, ya que las originales no cumplían la actual normativa de evacuación.

Por otra parte, en el instituto Catedrático Pulido Rubio se ha hecho una inversión de 75.000 euros para mejorar la accesibilidad mediante una rampa de entrada y se han renovado los aseos, incluyendo también uno para minusválidos.

En otros centros las obras han tenido como objeto la mejora en acondicionamiento climático: así pues, en el CEIP Miguel de Cervantes de Lucena del Puerto se ha sustituido el antiguo sistema de calefacción eléctrica por uno de caldera que ha costado 90.000 euros, y en el CEIP Miguel Hernández de Manzanilla se han cambiado todas las carpinterías exteriores, mejorando el aislamiento térmico.

La actuación más importante de la comarca es la que tendrá lugar en Niebla, donde ya está en fase de revisión el proyecto de construcción de un nuevo edificio para Educación Infantil y los arreglos de la pista deportiva del colegio San Walabonso, que supone una inversión de 1,3 millones de euros.

Una vez más, desde la Delegación de Educación se hace hincapié en el esfuerzo que se está haciendo entre todos para que el curso discurra con el mínimo de incidencias posible, ya que a día de hoy se encuentran aisladas tan sólo seis aulas en toda la provincia.

Sin embargo, Estela Villalba ha hecho un llamamiento a la “responsabilidad individual” para no bajar la guardia tampoco fuera de las clases, pues el aumento en los contagios acaba repercutiendo en el cierre de aulas y poniendo en riesgo la presencialidad.

Deja un comentario.