El Fresno lamenta que WWF mienta sobre unas concesiones de agua que cumplen con el Plan de la Corona Norte.

En un primer expediente, la comunidad informó al Tinto, Odiel y Piedras de todas las peticiones de agua recibidas, indicado cuáles eran de regadío y cuáles de secano, como se hace habitualmente en estos trámites.

regantes del condado

La organización ecologista malinterpreta intencionadamente un procedimiento habitual en este tipo de expedientes de modificación de características

La Comunidad de Regantes El Fresno ha lamentado hoy que la organización ecologista WWF mienta sobre unas concesiones de agua que cumplen con el Plan Especial de Ordenación de los Regadíos de la Corona Norte de Doñana. En este sentido, el presidente de El Fresno, Ángel Gorostidi, ha remarcado que es “un procedimiento habitual” el traslado a la administración de “todas las solicitudes de necesidad de agua de sus comuneros”, indenpendiemtemente de que sean suelos agrícolas regables o no. Se trata de un procedimiento habitual en este tipo de expedientes, por lo que WWF está “malinterpretando intencionadamente” una forma de proceder ordinaria, que bajo ningún precepto pretende incumplir el plan. 

En el último expediente tan solo se recoge la solicitud de 173 hectáreas, todas ellas regables según el Plan de la Corona Norte.

El Fresno traslada a la administración, tal y como recoge el expediente, “la superficie total que engloba todas las solicitudes del procedimiento de modificación de características de concesión de aguas públicas de la Comunidad de Regantes El Fresno”, que previamente los agricultores le han solicitado, y, tal y como señala Gorostidi, “especificamos claramente cuántas hectáreas son de regadío y cuántas de secano”.

Según ha argumentado, “es perfectamente legal que se solicite agua para todas las tierras agrícolas, independientemente de su calificación, y es la administración la que responde a cuáles la otorga y a cuáles no”. 

De hecho, en el último expediente entregado, con fecha 21 de mayo de 2019, la Comunidad tan solo solicita agua para las son de regadío, 173 hectáreas”. Gorostidi ha pedido a WWF que “los expedientes se lean enteros para evitar hacer daño con titulares vacíos, ya que esta comunidad de regantes es transparente y bajo ningún concepto actúa fuera de la legalidad”. 

Deja un comentario.