El Gobierno llegará hasta el final con la clausura de los pozos ilegales de Doñana.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, se muestra tajante a la hora de «defender» el espacio natural. Desde el Ejecutivo apuestan por «expulsar» a quienes «utilizan dinámicas fuera de la legalidad»

Hugo Morán con el consejero de Medio Ambiente y el delegado del Gobierno en Andalucía – Miguel A. Jiménez




El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha asegurado este miércoles que la Confederación Hidrográca del Guadalquivir (CHG), dependiente del Ministerio de Transición Ecológica, van a poner en marcha un incremento de efectivos, de recursos humanos para que haya más agentes y personal trabajando sobre el terreno, así como mecanismos de coordinación con la Junta, para lograr que el cierre total de pozos ilegales en el entorno de
Doñana y que esto “sea una realidad más pronto que tarde”.

En declaraciones a los periodistas en el Centro de Recepción de El Acebuche, en Almonte (Huelva), después de visitar Doñana acompañado del delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, y del consejero de Medio Ambiente, José Fiscal, Morán ha destacado que este espacio “es un órgano vital de un muy amplio territorio de Andalucía, con un enorme valor, y tenemos la obligación de conservarlo en las mejores condiciones” siendo uno de sus mayores problemas “garantizar la disponibilidad” de agua.

Al respecto, Morán ha subrayado que la CHG y la Junta han realizado “un trabajo impresionante de constatación de irregularidades, persecución de ilegalidad y restitución de la legalidad”, indicando además que “no van a cejar en el empeño de defender el patrimonio común del conjunto de los ciudadanos”.

En este sentido, ha mostrado su apoyo al agente de la CHG que hace unas semanas, mientras realizaba labores de inspección de pozos en Lucena (Huelva), fue increpado y acosado por parte de un grupo de personas, motivo por el que ha anunciado estas medidas, y ha invitado a la “sociedad en su conjunto a que sea cómplice en positivo de una tarea que no tiene fin, la del proceso de conservación de este espacio”.

Por otro lado, ha advertido a los productores de Doñana que dependen del agua para seguir manteniendo su presencia en los mercados internacionales de que “se va a garantizar la trazabilidad y calidad de los mismos expulsando a aquellos que utilizan dinámicas fuera de la legalidad”.

En este sentido, ha incidido en que “se va a continuar trabajando con el mismo rigor al objeto de lograr que la actividad, que se desarrolla en toda la corona de Doñana, tenga la garantía suficiente de que se está haciendo con todos los sellos de calidad que el consumidor exige”.

Por último, ha asegurado que van a concluir el expediente en marcha de 77 pozos ya localizados pero que “nadie se engañe, ya que el proceso va a continuar con el mismo rigor con el objeto de lograr que la actividad que se desarrolla en toda la corona de Doñana tenga la garantía suficiente de que se está haciendo con todos los sellos de calidad que el consumidor exige”.

Más medios para perseguir pozos ilegales en #Doñana y más controles para los agricultores.

Revisión sobre el terreno de los trabajos que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y la Junta de Andalucía vienen realizando en materia de detección y control de las extracciones de agua ilegales en el entorno de Doñana y homenaje al guardia fluvial que hace unos días fue retenido e increpado en el término municipal de Lucena del Puerto en el ejercicio de su obligación.

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha cumplido estos dos objetivos con la visita realizada al espacio natural esta mañana, que ha calificado de «muy instructiva», en la que ha tenido la oportunidad de hacer el recorrido que realizan los funcionarios y así no sólo comprobar el estado de los pozos sino también reconocer el trabajo de estos guardas.

«La CHG y la Junta de Andalucía están realizando un trabajo impresionante de constatación de irregularidades, persecución de las ilegalidades y restitución de la legalidad y creemos que merecía la pena ponerlo en valor», ha explicado Morán, que considera que tras el episodio sufrido por el agente es necesario trasladar a la sociedad que las administraciones «no van a cejar en su empeño de defender el patrimonio del conjunto de los ciudadanos» ya que, «Doñana es un órgano vital de un territorio muy amplio de Andalucía, con un enorme valor y tenemos la obligación de conservar este órgano en las mejores condiciones posibles».

El agua, en efecto, es uno de los recursos más importantes dentro de Doñana y «uno de los mayores problemas» es garantizar su disponibilidad y las condiciones de cantidad y calidad de las aportaciones al parque. Para ello, se reforzarán los mecanismos de intervención de la CHG y se incrementará la colaboración con la Junta de Andalucía, además de contar con el apoyo de las Fuerzas de Seguridad, máxime teniendo en cuenta que el Gobierno está a la espera de dos pronunciamientos de alto impacto: el de la Unesco, que ha de ratificar la certificación de Doñana como patrimonio y el dictamen de la comisión de Peticiones del Parlamento Europeo, que giró recientemente una visita al Parque.

Con este panorama, el secretario de Estado de Medio Ambiente no ha dudado en advertir «a todos aquellos que intenten competir en condiciones de ventaja eludiendo controles ambientales, urbanísticos o fiscales» que serán «expulsados» con el fin de garantizar la presencia del sector agroalimentario español en los mercados «en condiciones de estabilidad».

«Tenemos la obligación de garantizar que el producto agroalimentario español tiene un control de trazabilidad desde el inicio hasta las estanterías y la única forma de hacerlo es expulsando a aquellos que utilizan dinámicas fuera de la legalidad para romper los mercados y poner en riesgo la propia calidad de la producción» en unos mercados, ha insistido Morán, que cada vez son más «exigentes» a la hora de reclamar «etiquetas de respeto y sostenibilidad ambiental».

Igualmente, el representante del Gobierno central ha agradecido el apoyo de las Fuerzas del Estado y ha invitado a la sociedad a que sea «cómplice» en el proceso de conservación de Doñana. Mientras tanto, el Ejecutivo está decidido a «llegar hasta el final con la clausura de los pozos que sean ilegales», concluyendo el expediente que está en marcha y que afecta a 77 pozos para continuar «con el mismo rigor» hasta tener garantías de que «la actividad que se desarrolla en todo el entorno se está haciendo con todos los sellos que el consumidor exige».

EDAR de Matalascañas

Sobre la Estación Depuradora de Aguas Residuales de Matalascañas, situada en pleno corazón del Espacio Natural de Doñana y por cuyo deficiente funcionamiento España ha sido condenada recientemente, el secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, ha reconocido el problema al tiempo que ha asegurado que debe recibir una «respuesta inmediata».

Por ello, la estación de Matalascañas aparecerá recogida, junto a otras infraestructuras por las que España también ha sido sancionada por la UE, en un plan de saneamiento, depuración y reutilización de aguas en el que se encuentra trabajando el Gobierno.

Deja un comentario.