La CHG asegura que las movilizaciones de regantes no van a influir en su trabajo.

El presidente de la CHG, Joaquín Páez.

El presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Páez, ha señalado este martes en Huelva que ninguna manifestación o movilización es “determinante” en el trabajo de la confederación.

AUDIO: Declaraciones del presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Joaquín Páez.

Así lo ha indicado a preguntas de los medios por convocatoria a los agricultores de los cinco municipios que forman parte de la Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado –-Moguer, Lucena del Puerto, Bonares, Rociana del Condado y Almonte— a una asamblea informativa en la que esperan poner en marcha un calendario de movilizaciones.

En este sentido, Páez ha subrayado que desde la CHG trabajan “para dar concesiones de agua a quien se le puede dar, si puede haberlas, y para impedir que haya expolios de agua donde no tiene que haberlos“. En este sentido ha incidido en que en su trabajo gestionan “así el agua”, por lo que “independientemente de que se produzcan movilizaciones vamos a seguir trabajando”, aunque ha apuntado que las mismas “no le parecen oportunas” pero que no va a influir en su trabajo diario.

En este contexto, el presidente de la CHG ha remarcado que desde la confederación se reúnen todas las semanas con la concesión del Fresno y con el Ministerio de Transición Ecológica y que desde comisaría de Aguas y desde planificación todas las semanas trabajan para resolver la situación de las 318 hectáreas de regadío en los municipios de Lucena del Puerto y Bonares –que afecta a 110 agricultores beneficiarios del primer trasvase de 4,99 hm3 y que se quedaron fuera porque no había más agua–.

En este sentido, Páez ha detallado que “están así de difíciles porque desde que se aprobó la Ley del Trasvase toda la normativa cambia” y “lo que conseguimos desatascar hace dos años –las 498 hectáreas primeras–, con la Ley de trasvase se complica porque esta ley deroga el trasvase anterior de los cinco hectómetros cúbicos y es muy complicado”.

A este respecto, el presidente de la CHG ha criticado que el anterior Gobierno “no firmó ni un solo papel” de la concesión de las 498 hectáreas “que ya están desatascadas y que parecía que era muy fácil” y que, ahora en la oposición, en esta de las 318 hectáreas “está instigando, pero a parte de eso no ha hecho nada más”.

Para terminar, Páez ha mantenido que “es muy difícil aguantar la mirada a los agricultores cuando se crean falsas expectativas y nosotros, ni desde la confederación ni desde el Gobierno la vamos a generar”, añadiendo que “contestamos lo que podamos, lo que no sabemos lo aprendemos y lo que es imposible es imposible y no hay más”.

ACUÍFERO DE DOÑANA

Por otro lado, Páez ha indicado que tres de las cinco masas de agua de Doñana –Rocina, Almonte y Marismas– no alcanzan el buen estado cuantitativo que necesitan, por lo que desde la CHG están trabajando para declararlas en riesgo, cosa que esperan que se lleve a cabo el 16 de julio.

De este modo, ha apuntado que una vez hecha la declaración se tiene que constituir una comunidad de usuarios y, a partir de ahí, se hará un plan de extracciones que va a estar gestionado por la confederación y los usuarios “para vigilar y gestionar el agua y conseguir el objetivo ambiental que de aquí a 2027 las masas de agua se hayan mejorado y vayan camino de la normalidad”.

Deja un comentario.