La Cooperativa Santa María Salomé de Bonares está en plena campaña de aceituna.

Santa María Salomé de Bonares confía en recolectar 900.000 kilos de aceituna, un 44% menos que el año pasado

aceite salome bonares

José María Martínez, gerente de la cooperativa.




aceite Salome de Bonares.

Foto Jesús Pérez.

La Sociedad Cooperativa Andaluza Santa María Salomé de Bonares está en plena actividad desde hace unas semanas cuando empezó a molturar la aceituna de esta campaña. Esta año será algo más corta que la anterior cuando, por otra parte, se logró un máximo de producción según el histórico que maneja la gerencia de la cooperativa. En el olivar la vecería no perdona, “si un año es muy bueno, al siguiente no lo será”, explica el gerente José María Martínez.

La previsión es que se alcance una cosecha de unos 900.000 kilos de aceituna, un 25% menos que la media de los últimos años que ronda el 1,2 millones de kilos y un 44% que el año pasado cuando se alcanzó un récord de 1,6 millones de kilos.

La sequía también ha sido un factor determinante en la presente cosecha, la falta de agua que se ha prolongado durante casi todo el otoño en la provincia de Huelva y, en general, en todo el país lo que ha tenido consecuencias importantes en el calibre del fruto. Afortunadamente las lluvias de finales del mes de octubre “fueron muy beneficiosas para recuperar algo el fruto y así se ha comprobado a la hora de la recolección, menos mal”, señala el gerente de la cooperativa. Además esperan que la oliva tenga un buen rendimiento, lo que podría compensar en parte la pérdida de producción.

La calidad del aceite, una de las cuestiones más importantes, parece que será “buena”, en Salomé se confían en repetir el mismo nivel que el año pasado cuando lograron una mención especial del IV Premio al Mejor Aceite de Huelva de la Diputación Provincial, aunque todavía está por decidir si presentan candidatura este año para volver a concursar.

La zona de producción de los 900 socios de la cooperativa está fundamentalmente en los municipios de Bonares, Lucena y Niebla, aunque también es importante la participación de agricultores de Rociana, Moguer y otros municipios del Condado de Huelva.

El 95% de la aceituna que llega a las instalaciones de la cooperativa es de la variedad picual, una de las más conocidas y habituales en la provincia de Huelva. El 5% restante se reparte entre verdial, arbequina y manzanilla.

La cooperativa envasa alrededor del 30% de su producción y el resto se vende a granel, principalmente, en Italia y España. “La calidad del aceite que se produce en Huelva es muy apreciada”, subraya el gerente.

Fuente: agrodiariohuelva.es

Leave a Reply

Your email address will not be published.