LA CRISIS QUE NOS AFECTA.

"juan coronel"

Desde hace un tiempo a esta parte están surgiendo cosas que demuestran cómo somos y nos comportamos los españoles y más aún ante una situación de dimensiones extremas como la que desde hace unos meses nos afecta debido al grave problema que estamos soportando con la invasión del coronavirus, que incide en primer lugar en nuestra salud y junto a ello en la economía y el empleo. Ante un hecho como este que afecta junto al nuestro a otros países del mundo entre ellos a los más poderosos y con ideologías distintas en el gobierno, como Estados Unidos, China, Rusia, Brasil, Australia, Alemania, Francia, Inglaterra, Italia. Junto con España, Méjico, Perú, Chile, Portugal, Corea del Sur, Marruecos y otros muchos países, no debemos ni podemos permanecer inmóviles y sí actuando en común tal y como lo venimos intentando. De esta forma buscamos la solución a esta imprevista pandemia que afecta como al principio se dice a nuestra salud, economía y empleo.

A la vista de los hechos antes expuestos el Gobierno de España ha asumido el control y dirección de la lucha a nivel nacional de este más que grave problema sanitario que nos afecta como al principio se dice aún cuando las Comunidades Autónomas tienen transferidas las competencias en este tema.

En este aspecto hemos visto cómo algunas Comunidades Autónomas se han preocupado más en criticar al gobierno en su más que dura y complicada tarea asumida, que en colaborar con éste como es su obligación. Como respuesta a esta forma de proceder cabe decirles que aquí en nuestra sufrida tierra andaluza solemos decir que “el aire se demuestra andando”. Dicho de otra forma que valoremos los hechos y no los dichos.

En este aspecto cabe decir que según los medios de comunicación, algunas de las autonomías han mostrado un especial interés y prisa en recuperar tanto las decisiones económicas, como laborales que del problema se pueden derivar, a veces incluso con demanda hasta superior a los hechos sanitarios, lo cual de ser así no deja de ser preocupante.

Como nota de los hechos exponemos algunos datos del daño que esta pandemia ha causado y sigue causando en España y otros lugares ya publicados hasta el día 22/06/2020 y que son los siguientes:

A nivel internacional los datos que a fecha de 22/06/2020 conocemos son los siguientes:

Afectados 7.608.929 y fallecidos 429.453.

En España:

Afectados 246.272 y fallecidos 28.846.

En Andalucía:

Afectados 12.884 y fallecidos 1.422.

En la provincia de Huelva:

Afectados 528 y fallecidos 48.

En Bonares:

Afectados 1 y fallecidos 0.

Otros:

Fallecidos en Residencia de Mayores:

El 25% de los atendidos en UCI y el 87% de los fallecidos, son mayores de 70 años.

También se han contagiado un elevado número de personas de los servicios sanitarios, las cuales también hay que decirlo vienen prestando un más que excelente servicio al país pagando el mismo a veces con su propia vida.

Los datos expuestos dicen por sí solos la gravedad de la pandemia que nos afecta.

Al mismo tiempo entre las medidas adoptadas por el Gobierno Central para contener la pandemia está la de confinar a las personas en sus domicilios, junto con la de lavarse las manos a menudo, llevar mascarilla y otras, siendo parte de ellas también a veces protestadas por los vecinos, si bien la mayoría han mostrado un alto grado de aceptación y colaboración con las decisiones adoptadas por el gobierno.

Como una demostración más de la gravedad del problema está la Bolsa de Valores, la cual desde el inicio de la pandemia no deja de bajar.

Otro hecho a tener en cuenta es el ámbito laboral donde viene creciendo cada vez más el desempleo llegando éste a niveles poco conocidos. Esto generará de nuevo que los que más sufran las consecuencias sea la clase trabajadora.

También demuestra la difícil situación que atravesamos, el cada vez más elevado número de personas dependientes de ayudas sociales y otras.

Así mismo está bastante afectado el sector empresarial el cual sin duda ante la amplia caída de la demanda está atravesando un periodo de retroceso o parálisis, la cual hará difícil la recuperación.

Hace unos días hemos conocido que el Gobierno de España junto con la Patronal y los sindicatos CCOO y UGT han llegado a un acuerdo llamado “Pacto para el empleo” dotado de una importante cantidad económica para recuperar la iniciativa empresarial. Así es como se entiende que se debe actuar. Esperamos que acuerdos como este sean ejemplo y sirvan para que se establezcan otros también necesarios de adoptar.

También sin duda afectará a la recuperación de la crisis, las vistas de dirigentes políticos de nuestro país a Bruselas pidiendo que no se ofrezca por parte de la Unión Europea a España las ayudas como la U.E. lo tiene previsto, y de hacerlo, se hiciera poniendo condiciones restrictivas para ello.

Cuesta admitir que esto sea así, pero según los medios de comunicación así ha sido.

A menudo vemos cómo algunos de los que así se comportan suelen expresar dicen ellos su amor a España.

Con esta forma de proceder se suelen parecer a aquel que a menudo blasonaba de haber pasado por la Universidad delante de los que no pudieron hacerlo, hasta que un día uno de estos le dijo: “Usted habrá pasado por la Universidad, pero no se nota que la Universidad pasó por usted”.

Al mismo tiempo mientras todo lo anterior ocurre, vemos también la actitud poco responsable de una parte de nuestros representantes públicos, elegidos para el Congreso de los Diputados y para el Senado,los llamados “Padres de la Patria”.

Estos a veces demuestran pocos compromisos con los ciudadanos electores, destinando parte de su tiempo en realizar ataques personales y entre partidos y no a discutir y tratar de solucionar los problemas que les interesa a los que les hemos elegido como últimamente hemos visto que ocurre estando como prueba de ello los debates habidos sobre la pandemia sanitaria.

Con respecto a la forma de proceder de algunas personas y entidades cabe reseñar las palabras al parecer utilizadas hace solo algunos días por Cristóbal Montoro, poco después Ministro de Hacienda en el Partido Popular en los Gobiernos de Mariano Rajoy que al parecer dijo aquello de “Déjalo que España se hunda que ya vendremos nosotros el PP para rescatarla”. De ser así sobran las palabras.

También ha llamado la atención lo que al parecer ha sido escasa presencia que en la lucha contra la pandemia que nos afecta, ha tenido la sanidad privada. De ser así se podía expresar ese dicho que dice que “una cosa es pregonar y otra dar trigo”.

Dentro de la sanidad pública hay también que destacar y muy alto la excelente labor que ésta ha desarrollado, haciéndolo con trabajo, seriedad, dedicación y entrega.

Tampoco faltan quienes vienen diciendo que la sanidad pública ha cometido errores y yo les respondo que claro que sí los ha cometido y no hay por qué negarlos teniendo en cuenta que se trata de un hecho imprevisto y a la vez novedoso, lo cual ha contribuido a que los daños causados sean mayores.

No obstante lo anterior cabe decir que la sanidad pública española ha estado a buen nivel, a la misma altura o incluso superior al demostrado por otros países más poderosos y desarrollados que el nuestro y si no ahí están los datos publicados para demostrarlo.

Entre estas están las declaraciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) diciendo que España e Italia son ejemplo a seguir en la lucha contra el coronavirus.

Como muestra de apoyo a lo antes expuesto está el demostrado interés del anterior Presidente de los Estados Unidos de América Barak Obama, el cual intentó establecer en dicho país el modelo de sanidad que actualmente se tiene en España y no hay que olvidar que los EE.UU. es el país más poderoso del mundo.

Decir también la diferencia que existe entre la forma de proceder y de algunos grupos parlamentarios de España y la que conocemos que ocurre en el Parlamento de Portugal en relación con esta misma pandemia, donde el jefe de la derecha y de la oposición al gobierno de izquierdas en el Parlamento, se ha dirigido a éste haciéndole saber que ante la gravedad de la situación le ofrecía tanto la colaboración de su grupo y partido como la suya y que desde ese momento se ponía a su disposición.

Así mismo cabe añadir que con respecto a la anterior crisis económica-laboral de inicio de la década anterior y que también afectó a ambos países, por lo que hemos visto y conocido otros salieron de la crisis mucho antes de la llegada de la actual, recuperando con ello el empleo, los salarios y el grado de bienestar social existente antes de la crisis. En España no ha sido así, y de esta manera se aclara cómo Portugal realizando una política abierta realista, de compromisos y tolerante consigue sus objetivos, mientras que nosotros en España en nuestra, sufrida España por ahora eso no es posible y ojalá lo pueda ser algún día. Hasta entonces seguiremos viendo y padeciendo decisiones políticas inexplicables que en otros países no ocurren y que solo sirven para frenar las iniciativas que nuestra sociedad demanda y necesita.

One Response to "LA CRISIS QUE NOS AFECTA."

Deja un comentario.