La Plataforma confía en que la administración ofrezca soluciones en menos de cuatro meses.

Esperan que Gobierno central y Junta de Andalucía trabajen en las demandas de tierra y agua

Los agricultores preparan alegaciones a los planes hidrológicos para usar exclusivamente agua superficial

La Plataforma en Defensa de los Regadíos del Condado decidió ayer mostrar un voto de confianza en la administración para que ésta ofrezca soluciones al sector en menos de cuatro meses. Así, aprobó una moratoria en su anuncio de movilizaciones para que tanto el Gobierno central como la Junta de Andalucía trabajen en soluciones para sus demandas de agua y tierra. 

Así lo decidieron los agricultores y organizaciones que forman parte de la misma, reunidos en asamblea general, donde dejaron claro además que “durante estos cuatro meses de trabajo que tenemos por delante haremos seguimiento de cada uno de los temas y los avances que se vayan realizando”, ha explicado el presidente de la Plataforma, Romualdo Macías, que consideró que se trata “de un plazo considerable y, si las soluciones no llegan, los agricultores decidiremos qué hacer”.

La junta directiva de la Plataforma ha realizado un balance de sus ocho meses de trabajo, en los que se ha reunido con partidos políticos, administración, etc. “Les hemos recordado las demandas históricas de esta comarca que, por desgracia, siguen siendo las mismas que hace años: poder regar con agua superficial y que no se cometan injusticias en materia de tierra”. 

“Esto es un problema social, laboral, económico… la parte social tiene un papel muy importante en el Condado”, ha indicado la asamblea. 

Pendiente sigue también el agua para las 318 hectáreas de Lucena del Puerto y Bonares, que son, según ha explicado Romualdo, “muy necesarias para la zona”. “En enero nos prometieron que estarían a primeros de abril y no vemos avances”. 

Otro de los temas tratados ha sido la preparación por parte de la Plataforma de alegaciones a los planes hidrológicos. Según ha argumentado Juan Ramón Hernández, directivo de la Plataforma, “nuestro futuro pasa porque todo el agua que usemos sea superficial, por nuestra seguridad y tranquilidad pero, sobre todo, por el entorno en el que estamos”. Por este motivo, la Plataforma considera que “el trasvase de 20 hm3 no cubre las necesidades de agua del Condado, no sólo de agricultura, sino también de consumo urbano”. En este sentido, Hernández ha argumentado que “los planes hidrológicos se realizan cada siete años y ahora es el momento de solicitar esa reserva de agua”. 

Buenas noticias para el Condado.

Estos días, la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) ha resuelto de forma positiva las concesiones de agua para la Comunidad de Regantes Condado de Huelva. Su presidente, Juan Matos, ha indicado en la asamblea que se trata de 1.414 hectáreas en una primera fase y que “ya trabajamos en más de 800 hectáreas para una segunda fase, de las que ya hemos presentado la modificación de características”. Esto es, según ha explicado Matos, “un éxito de todos”. 

Deja un comentario.