La Ruta Cicloturista Vino del Condado congrega a casi 300 ciclistas en Chucena.

La Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva organiza esta ruta cicloturista que ha recorrido los términos municipales de Chucena, Hinojos, La Palma del Condado, Villalba del Alcor y Manzanilla.






Casi 300 personas de las provincias de Huelva, Sevilla y Cádiz han participado este domingo en la IV Ruta Cicloturista Vino del Condado, entre ellas, el reconocido ciclista onubense Javier Macías. Como cada año, la Mancomunidad de Desarrollo Condado de Huelva organiza esta ruta coincidiendo con la Feria del Vino de Chucena. En esta ocasión, el recorrido ha transcurrido por los términos municipales de Chucena, Hinojos, La Palma del Condado, Villalba del Alcor y Manzanilla.

La ruta comenzó a las 10:00 y, tras recorrer el camino de Hinojos-La Palma, se realizó un avituallamiento en Bodega Rubio. Allí, los/as ciclistas pudieron reponer fuerzas con frutas de la empresa Frutemsa y zumos de Cítricos del Andévalo, proveedora de Don Simón en la provincia de Huelva. El recorrido continuó hacia Villalba del Alcor, municipio con una fuerte tradición vitivinícola, donde cada año se realiza una pequeña parada para admirar la Iglesia de San Bartolomé.

Y, desde allí, cruzando la localidad de Manzanilla, se volvió hacia la Avenida El Macareno de Chucena, lugar donde se ubica la Feria del Vino. El polideportivo municipal de deportes se convirtió en el centro de operaciones de los ciclistas que aparcaron sus bicis y se desvistieron de cascos y guantes para degustar el vino de la tierra. Fue entonces cuando se hizo entrega de los trofeos, unos reconocimientos a los participantes más veteranos, a los más jóvenes y al club ciclista más numeroso, que volvió a ser Los Linces de Hinojos. Como novedad, este año se han entregado premios en categorías masculina y femenina, prueba de la voluntad de incrementar el número de mujeres que participen en esta actividad.

En definitiva, una mañana de domingo disfrutando de los campos del Condado, de su cultura y tradiciones y del hermanamiento entre los pueblos vecinos. Y con un protagonista claro, una seña de identidad de la comarca: el vino del Condado.

Deja un comentario.