Los incendios de Bonares podrían haber sido provocados por un pirómano

Juan Antonio García ha querido recalcar que se están realizando tareas de perseguimiento y de control con todas las herramientas necesarias para intentar encontrar a los posibles pirómanos que están provocando los incendios.

0
587

El alcalde de Bonares (Huelva), Juan Antonio García, ha avanzado que hay «indicios» de que cuatro de los ochos incendios que se han producido este año «han sido provocados», por ello se está trabajando para localizar a estos «posibles pirómanos». Además, ha avanzado que se ha reunido con las distintas administraciones para conseguir ayudas y fondos para proceder a la retirada de la zona quemada del incendio del pasado 5 de agosto.

En rueda de prensa, el primer edil de la localidad ha asegurado que se está haciendo «una auténtica labor de perseguimiento y control» en el municipio, porque solo este año «se ha producido hasta ocho incendios forestales» y en cuatro de ellos «hay indicios de que han sido provocados»,

«Bonares está haciendo foco de atención de las autoridades para el control, el seguimiento y la búsqueda de estos posibles pirómanos», ha comentado el primer edil, al tiempo que ha lanzado un mensaje de tranquilidad a su vecinos de que «estamos todos trabajando muy en serio, Guardia Civil, Policía Local y agentes de medio Ambiente».

«Espero que se empiecen a conseguir ya algunos datos, porque realmente si esto ha sido un pirómano hay que calificarlo como un acto criminal, ya que quien ha metido fuego sabía el día, a la hora, con la temperatura, con el viento, en definitiva, cómo hacerlo», ha abundado.

INCENDIO DE AGOSTO

En cuanto al incendio que se originó en Bonares el pasado 5 de agosto el alcalde ha detallado que calcinó 450 hectáreas, «con islas independientes, no todas a la vez, pero con bastantes islas» y ha dejado un paisaje «muy desolador», porque del Ayuntamiento ha sufrido «un varapalo muy importante y ahora estamos centrados en la tarea de restaurarlo, de eliminar los problemas que pueda haber para que no se repita y de que vuelva a llegar los suministros».

Además, el alcalde ha explicado que, en cuanto el fuego se extinguió, comenzó con las reuniones para «valorar exactamente qué ha ocurrido y hasta dónde han llegado los daños materiales e inmateriales».

Además, ha asegurado que lo primero que hizo fue solicitar el estado de Zona de Emergencia de Catástrofe de Protección Civil al Gobierno y pidió el apoyo de la Diputación y Junta de Andalucía para que «en el momento en el que el Consejo de Ministros lo apruebe, Bonares pueda tener ayudas tanto en viviendas como en zonas agrícolas».

«Posteriormente, le pido directamente a la Diputación y a la Junta de Andalucía sendas reuniones para que, dentro sus partidas de emergencias, ayuden al Ayuntamiento a sufragar la retirada de pinos y arboleda que están suponiendo un verdadero problema y peligro para las viviendas y para los caminos», ha detallado.

Asimismo, ha agradecido al presidente de la Diputación por «tener en cuenta la petición que hace el Ayuntamiento» y ha explicado que este martes tuvo una reunión con el delegado de Sostenibilidad en Huelva en la que se solicitó «de manera urgente» la retirada de toda la zona quemada, «alguna de ella procede incluso del primer incendio del año 2021, que aún no se ha limpiado».

«Ha habido una dejación absoluta y total, puesto que tenemos un convenio de colaboración con la Junta que le obliga al mantenimiento selvícola y, por supuesto, en caso de un incendio, la retirada de todo lo quemado, ya que sirve de combustible para posibles nuevos incendios. Pero hasta el 25 de julio, no he recibido el primer pliego de aprovechamiento forestal, que llevaba más de diez años esperando y que podía haber evitado que este incendio, al igual que el del año 2021, o que hubiera sido menor», ha avanzado.

Así las cosas, ha avanzado que el Gobierno, a través de la Subdelegación, «fue el primero que se puso a disposición y comunicaba que tenía líneas abiertas hasta 30 días después de la declaración de extinción del incendio para que todas las viviendas pudiera pedir ayuda al margen de otras que se puedan crear en las distintas líneas en la declaración de zonas de emergencia».

«Por lo tanto, me siento atendido por las tres administraciones, a todos les he pedido ayuda y que cada una cumpla con la parte que le corresponde, pero también desde el Ayuntamiento se ha tomado nota sobre aquellas cosas que no se han hecho y era de su competencia», ha abundado.