¿Qué es amortización?

La mayoría de empresas cuentan con cierto tipo de activos que se tienen que amortizar porque generalmente se deprecian o se amortizan.

La amortización es el registro de un gasto de forma periódica, ya sea mensual o anual. Generalmente, la amortización se realiza en un periodo fiscal en dónde una empresa mantiene un bien en uso.

Se debe destacar que las empresas cuentan con Inmovilizados o bienes tangibles que se amortizan, como, por ejemplo, mobiliario de oficina, automóviles, etc.

Lista de activos que se amortizan:

– Impresoras;

– Ordenadores;

– Teléfonos móviles;

– Coches;

– Sillas;

– Furgonetas;

– Entre otros.

Pero, ¿qué es un inmovilizado?

En términos contables un inmovilizado se considera como un activo de la empresa. Es un bien que con el paso de los años y con el uso, queda obsoleto o pierde valor. Es decir, que estos bienes se deprecian y cuando se venden después de ser utilizados, por norma contable tienen que bajar de precio.

La vida útil de un bien es el tiempo estipulado que un activo tangible funciona. Los periodos de amortización pueden variar conforme a las leyes tributarias de cada país.

Los inmovilizados cuentan con la característica de clasificarse en tangibles e intangibles. Los tangibles son bienes que se pueden tocar, en este caso se pueden mencionar sillas, escritorios, otros artículos de oficina, etc.

Cuando hablamos de inmovilizados intangibles, nos referimos a una variedad de leyes o productos como, por ejemplo: licencias de un programa informático o cesiones administrativas.

¿Cómo se tienen que amortizar los inmovilizados?

La amortización se realiza de manera periódica y está relacionada al tiempo de vida útil del bien. Este registro contable se debe realizar y registrar de manera precisa, porque forma parte del balance general anual.

Cuando una empresa compra un bien, generalmente el valor de este activo se registra en el balance general, pero como la mayoría de los activos tangibles se deprecian, se deben amortizar conforme al tiempo. La amortización se parece a la depreciación de un bien en específico.

Aspectos importantes que se deben tener en cuenta para amortizar un activo o inmovilizado:

  • Precio de adquisición: este precio es el valor base para calcular la amortización, pero no se debe tomar en cuenta el IVA, solamente la base imponible;
  • Vida útil: como hemos mencionado anteriormente, el tiempo de amortización depende de las leyes tributarias. En este caso puedes revisar las tablas en los sitios web correspondientes;
  • Amortización contable: hay varios métodos que puedes emplear para realizar la amortización de bienes. Por ejemplo, por porcentajes, suma de dígitos, o constante. Por lo general, las empresas realizan el cálculo lineal por medio de la siguiente fórmula: Amortización: precio de adquisición del bien/ vida útil (calculada en meses o años, dependiente la empresa;
  • Valor contable: es un valor que tiene el inmovilizado en un periodo determinado. Para calcular el valor contable de un bien que ha sido utilizado, se debe utilizar la siguiente fórmula: precio de adquisición del activo – amortización acumulada: valor contable actual del bien.

Deja un comentario.