Quirónsalud Huelva, realiza la primera intervención de microcirugía reconstructiva de la provincia.

La intervención, que tuvo lugar el pasado 8 de mayo, se le realizó a un paciente de 49 años, natural de Bonares y deportista.

El equipo de Cirugía Plástica y Reparadora de Quirónsalud Huelva, dirigido por el cirujano Pablo Reyes, ha practicado la primera intervención de microcirugía reconstructiva de la provincia de Huelva.

Según indica el doctor Reyes, “este tipo de intervención es la primera realizada en la provincia de Huelva, lo que pone a la provincia y, más en concreto, al Hospital Quirónsalud Huelva en el más alto nivel en la aplicación de cirugías reparadoras modernas que permitirá dar un tratamiento más avanzado y mejorado a los pacientes que padezcan lesiones de grave magnitud en extremidades y otras partes del cuerpo”.

La intervención, que tuvo lugar el pasado 8 de mayo, se le realizó a un paciente de 49 años, natural de Bonares y deportista. El paciente había sufrido un accidente laboral producido por una máquina industrial, causándole múltiples fracturas por arrancamiento en primer, segundo y tercer metatarsiano y en falange proximal de cuarto dedo del pie izquierdo, además de importantes lesiones cutáneas y de la vascularización superficial del pie, que derivó en necrosis del segundo y tercer dedo, y la piel del dorso del pie.

El cirujano relata que “en un primer momento, el paciente fue tratado de urgencias tras el accidente en otro hospital de la localidad y posteriormente fue derivado al Hospital Quirónsalud Huelva por la gravedad de las lesiones, las cuales necesitaban de la valoración y manejo por parte de un equipo de Cirugía Plástica para su reconstrucción, ya que suponían una pérdida de estructuras fundamentales para el normal funcionamiento de la extremidad y altas posibilidades de amputación de la misma”.

Este tipo de intervenciones se realizan para evitar que el paciente pierda un miembro o una extremidad que le impida hacer una vida normal de no ser reconstruida, indica el especialista. “Se trata de una intervención delicada, de varias horas de quirófano. En este caso, la duración de la intervención fue de 7 horas”, continúa. La microcirugía reconstructiva es el procedimiento mediante el cual, el cirujano puede trasladar tejidos de una zona a otra del cuerpo a través de un trasplante vascularizado. En esta ocasión, “se tomó tejido y sus vasos sanguíneos de la ingle del paciente, y tras localizar el punto de irrigación factible del pie, se trasplantó dicho tejido para cubrir la zona dañada del pie del paciente; permitiendo así salvárselo. El tejido extraído de la ingle no le supone un problema estético ni funcional al paciente, teniendo una recuperación muy rápida”, apostilla.

“De no haber realizado dicha intervención, habría sido necesaria la amputación del pie y, por consiguiente, la pérdida de la normal deambulación” concluye el cirujano.

Actualmente el paciente se encuentra en su domicilio tras 11 días de ingreso hospitalario donde continúa con su proceso de recuperación.

Deja un comentario.