Símbolos Bonariegos, El Escudo.

De sinople cabeza de lince de oro, manchada de sable y con las defensas de plata, cantonada de cuatro pámpanos de oro. Al timbre, corona real cerrada.

0
1116

De sinople cabeza de lince de oro, manchada de sable y con las defensas de plata, cantonada de cuatro pámpanos de oro. Al timbre, corona real cerrada.

El ilustre cronista Vicente de Cárdenas fue el encargado del proyecto del análisis heráldico-sigilográfico de Bonares el 8 de marzo de 1979, en el citado proyecto expresaba que como consecuencia de todos los fondos consultados, se llega a la conclusión de que Bonares, carecía de escudo propio y que históricamente nunca lo había  tenido, viéndose obligado a considerar los antecedentes históricos, económicos, geográficos naturales que pudieran tener un significado y con ello proceder a la realización de un proyecto de armas municipales para el Ayuntamiento de Bonares.

Vicente Cardenas consideró la probada existencia en su término municipal del Lince Iberico, que se encuentra en peligro de extinción y teniendo en cuenta su fácil y apropiada representación heráldica y que no tenia noticias de su inclusión en otros escudos municipales españoles, sería aconsejable su inclusión en las armas de Bonares, acompañándolo de unas hojas de vid para hacer referencia a uno de los más tradicionales cultivos del termino municipal.
El Lince Iberico puede verse recorriendo los campos de Bonares, constituyendo un elemento característico sugerente…

Su aprobación oficial se produjo a través del Real Decreto 2913/1980 de 17 de octubre, apareciendo publicado en el Boletín Oficial del Estado con fecha 16 de Enero de 1981.

El Escudo de Bonares, cuya tramitación ante la Real Academia de la Historia fue muy prolongada, tiene, por lo tanto, su origen en la primera etapa de las actuales Corporaciones Municipales Democráticas, en el tramo final del siglo XX.