Tabaco y alcohol, motivos por el que se producen rechazos de los implantes dentales.

“Si después de la intervención quirúrgica de implantes dentales se produce la apertura de la línea de cicatrización o incisión de la herida, el tabaco y el alcohol pueden retrasar todo el proceso, poniendo en peligro la osteointegración”

Como en toda intervención quirúrgica, es necesario seguir una serie de recomendaciones y prácticas para evitar la infección y/o rechazo tras someterse a dicha operación. De igual manera ocurre cuando nos sometemos a un tratamiento de implantología dental, con el fin de recuperar alguna pieza dental perdida.

Tanto es así, que “el éxito de los implantes dentales depende principalmente de la osteointegración, es decir, del proceso que ocurre tras la intervención y en la que se produce la unión entre el titanio empleado en el implante dental y el hueso donde se implanta la fijación”, destaca los especialistas en implantes dentales en Alcalá de Henares de la clínica Saludalia Dental.

Este proceso de osteointegración es fundamental para evitar el rechazo del implante dental por parte de nuestro cuerpo, así como con el fin de lograr una unión firme y estable a largo plazo entre las distintas partes.

Por todo ello, uno de los requisitos más importantes para conseguir una osteointegración exitosa es la necesidad de que dicho proceso se lleve a cabo sin dificultades ni injerencias externas. Es decir, extremando las precauciones y manteniendo una correcta higiene bucodental, esto incluye no fumar ni tomar alcohol.

“Si después de la intervención quirúrgica de implantes dentales se produce la apertura de la línea de cicatrización o incisión de la herida, el tabaco y el alcohol pueden retrasar todo el proceso, poniendo en peligro la osteointegración”, apuntan desde Saludalia Dental Alcalá de Henares.

En el caso de las personas fumadoras que deciden someterse a un tratamiento de implantes dentales, tienen además que tener en cuenta que es muy importante dejar de fumar antes de someterse a este tratamiento, principalmente para reducir las posibilidades de rechazo del implante.

De hecho, el rechazo por fumar tiene cifras claras. Las personas que fuman antes o después de la intervención de implantes dentales elevan el porcentaje de rechazo entre un 35 y 70% más.

Y como señalan los dentistas en Alcalá de Henares de esta clínica, fumar o beber alcohol está también estrechamente relacionado con la periodontitis, siendo un factor que aumenta la pérdida de hueso dental.

Deja un comentario.